Por Luis Aranguren
16 marzo, 2020

Todo fue hecho a través de Minecraft, un juego de cubos muy popular donde inclusive sus profesores participaron.

Para ser feliz no se necesitan excusas, un ejemplo de eso son estos pequeños niños japoneses que al no poder realizar su graduación por el coronavirus decidieron hacerla a través de un juego. Era un momento muy importante para ellos y no tenían la intención de dejarlo pasar.

Durante dos semanas cerrarían los centros educativos en Japón, es por eso que no tendrían la posibilidad de recibir sus merecidos diplomas.

Twitter / backyennew

Pero para ellos no era posible, necesitaban hacer eso por lo que juntos en aquel divertido juego armaron un salón con los personajes propios. También invitaron a sus profesores a quienes les hicieron un avatar también para que así pudiesen participar.

El evento fue bien orquestado y la verdad es que necesitó la colaboración de todos y cada uno de los participantes.

Sabían que pasar la cuarentena no implica solo estar en casa descansando, es una buena oportunidad para innovar y ver otras oportunidades que claramente ellos supieron aprovechar. Según uno de los estudiantes «sus padres hacen teletrabajo y él tiene una tele-graduación».

Para el momento de la graduación todos los alumnos debieron recolectar materiales individualmente y así poco a poco poder armar el gran salón.

Twitter / backyennew

Para los que conocen este juego saben que no es nada fácil armar algo de este modo, hay que pasar mucho tiempo recogiendo los materiales. Claramente estos niños tenían toda la intención de compartir sus ganancias y hacer un acto que no pudiese olvidar en sus vidas.

Es un estereotipo pensar que los asiáticos sobrepasan los niveles de inteligencia común, estos recién graduados claramente se toman esto en serio pues ya conocen muy bien el trabajo en equipo.

Tal vez muchos padres cambien de opinión al decir que los videojuegos son una mala influencia para los pequeños. Dependiendo de cuál se escoja puede haber un mundo de posibilidades, para ellos fue su graduación pero quizás otros ya estén haciendo negocio de eso.

Las posibilidades siempre son infinitas cuando se tiene imaginación, escuchar que estos niños pudieron lograr tanto con un juego tan simple es simplemente maravilloso y merecen una gran felicitación.

Twitter / backyennew

Tal vez los padres por ahora solo puedan sentir celos pues en nuestra infancia era imposible hacer algo así en una computadora. Sin embargo ahora hay cientos de opciones para recrear mundos maravillosos, Minecraft siempre ha estado entre los favoritos de los niños por eso.

Felicitamos a los estudiantes por su graduación y aunque no hayan podido participar de forma presencial esperamos que hayan podido disfrutarla al máximo.

Puede interesarte