Por Pamela Silva
10 septiembre, 2018

Por algo Blake Lively y Ryan Reynolds son tan felices (y por eso yo te molesto tanto jejeje).

Todos, en serio, todos, pensamos que Blake Lively y Ryan Reynolds son la familia perfecta y si llegan a terminar su relación, claramente es porque el amor verdadero no existe y nadie puede ser feliz en esta vida, nunca más. Y todos también creemos saber por qué son tan felices.

Pues porque están todo el tiempo molestándose el uno al otro, porque si lo hacen tan descaradamente en redes sociales es porque obvio que en privado deben ser mucho peores.

Y según varios estudios, las parejas que se comportan como ellos lo hacen no sólo son más felices, sino que tienen una relación mucho más segura.

AP

Jeffrey Hall de la Universidad de Kansas lleva 30 años estudiando relaciones románticas y ha realizado más de 39 estudios y descubrió, bueno, que el humor es parte importante de una relación sólida.

Pero no solo cualquier humor, porque cada persona tiene uno diferente entonces lo que necesitamos es encontrar a alguien que comparte un sentido del humor similar al nuestro.

“La gente dice que quiere sentido del humor en una pareja, pero ese es un concepto amplio. Que la gente piense que eres gracioso o que puedes hacer una broma de cualquier cosa no está fuertemente relacionado con la satisfacción de la relación. Lo que está fuertemente relacionado con la satisfacción de la relación es el humor que las parejas crean juntas.

Digamos que usted y su pareja comparten un peculiar sentido del humor, pero las comedias románticas o las comedias no hacen nada por ninguno de los dos … No es que ningún estilo o sentido del humor sea mejor o peor.

Lo que importa es que ambos vean el humor estrafalario como histérico. Si comparte un sentido de lo que es gracioso, lo afirma y afirma su relación a través de la risa”.

Jeffrey Hall.

Y es que estar todo el tiempo mofándose él uno del otro no solo provoca risas, sino que ayuda a que las peleas no sean tan intensa y no pasen a mayores. Dacher Keltner, autor de Born to be Good, dice que molestarse y bromear es la mejor forma de lidiar con el estrés.

Mike Coppola

“Las parejas que pueden molestarse pueden usar esa modalidad para manejar las cosas difíciles en una relación. Incluso los apodos tontos ayudan a convertir los conflictos en intercambios pacíficos al recordarles a las parejas que se sonría con los caprichos de los demás.

Entonces, si le molesta el hábito de larga data de un compañero, digamos, robar las sábanas en mitad de la noche, intente burlarse.

Llamar a su compañero el Monstruo de Manta puede aliviar su irritación mientras le recuerda a su compañero que lo comparta. Recuerde bromear de una manera lúdica, no hostil; usa señales no verbales que transmiten que te estás divirtiendo, como una expresión facial tonta o un cambio de tono”.

Dacher Keltner.

Aunque todo esto no implica que burlarse de sus parejas está bien, porque una cosa es molestarse el uno al otro de una manera sana y entretenida y otra muy distinta es burlarse, hacer sentir mal o poca cosa a otra persona.

Así que el humor nunca tiene que ser agresivo, mezquino ni tienes por qué hacerlo sentir mal justificándote en que “estás haciendo un chiste”.

Puede interesarte