Por Camilo Morales
22 diciembre, 2020

La investigación a cargo de un equipo de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, estableció que todas las personas con ojos azules tienen la misma mutación, la cual “apaga la capacidad de producir ojos marrones”.

El color de ojos de los humanos ha sido motivo de estudio a lo largo de los años. Y es que la mayoría de las personas del mundo posee los ojos de color marrón, pero un estudio quiso ir más allá y encontrar la base científica de qué sucede con esas personas que los tienen azules.

Es por eso que el científico Hans Eiberg, se hizo cargo de una curiosa investigación que arrojó que las personas que tienen los ojos azules compartieron todos un ancestro común, que vivió hace 6 mil y 10 mil años, aproximadamente.

Pixabay

Según su estudio publicado en Science Daily, que estuvo a cargo de un equipo de la Universidad de Copenhague, se asegura que los humanos tenían todos originalmente los ojos marrones. Sin embargo, tras una mutación se generó que de ahí en adelante existieran humanos con sus ojos color azul.

Esa mutación afectó al gen OCA2, que es el que le da el color marrón a los ojos. Por lo tanto, esa mutación “apagó la capacidad de producir ojos marrones“. Según se explica en parte de la investigación “el ‘interruptor’ que se encuentra en el gen adyacente al OCA2 no apaga el gen por completo, sino que limita su acción para reducir la producción de melanina en el iris, ‘diluyendo’ eficazmente los ojos marrones a azules“.

Pixabay

Y aquí se llega a una conclusión. Por lo que se investigó, todas las personas que tienen los ojos azules tendrían la misma mutación, por lo que estarían vinculados al mismo antepasado.

En Unilad se explica que los científicos creen que la mutación se extendió cuando los humanos migraron de África a Europa, por lo que las personas que tienen ascendencia europea serían los que generalmente tienen los ojos azules. Según Eiberg, “Todos han heredado el mismo cambio en exactamente el mismo lugar de su ADN“.

Pixabay

Pero la investigación también deja claro que esta mutación no tiene ningún riesgo para los humanos. “La mutación de ojos marrones a azul no representa una mutación positiva ni negativaEs una de varias mutaciones, como el color del cabello, la calvicie, las pecas y las manchas de belleza, que ni aumenta ni reduce las posibilidades de supervivencia de un ser humano“, dice parte del documento publicado.

Además, Eiberg aclaró que “simplemente muestra que la naturaleza está barajando constantemente el genoma humano, creando un cóctel genético de cromosomas humanos y probando diferentes cambios a medida que lo hace“.

Puede interesarte