Por Leonardo Granadillo
11 marzo, 2019

Tienen poca educación, pero mucha inteligencia. Increíble… pero la ciencia lo dice 🤷‍♂️

Todos sabemos que no siempre estamos contentos, incluso nos parece extraña una persona que permanezca alegre y positiva con la vida a cada rato, estamos acostumbrados a que todo lo que sube tiene que bajar, si nos alegramos mucho, seguro por allí también debe venir algo malo. 

Según un estudio realizando en el Colegio Marits de Massachussetts, increíblemente esas personas poco simpáticas de no muchos amigos que suelen gritarle de todo a otros conductores mientras están al volante, suelen tener un coeficiente intelectual más elevado, lo cual tiene un poco de sentido ya que muchas personas muy inteligente, no son agradables.

Todo esto se debe a que la agilidad mental y la creatividad que hay que tener para decir groserías rápidamente, además esto permite liberar estrés. No obstante, también tienen consecuencias negativas, además de lo que puede generar tus palabras, la tensión en tu cuerpo perjudica al corazón.

“El maldecir te puede hacer sentir mejor en ciertas situaciones. Si estás esperando una ambulancia y no tienes medicamentos, decir insultos puede incluso reducir la sensación de dolor”

Dr. Richard Stephens en su estudio

Otro estudio realizado en 2015 por una Universidad en Minnesota reveló que quienes admitían ser más groseros y groseras, eran aquellos que mayor coeficiente intelectual tenían. Bueno, que sean muy inteligentes no nos asegura que estemos hablando de buenas personas, ojalá utilicen esos conocimientos para algo mejor que estar inventando buenos insultos.

Por mi parte, prefiero quedarme con mis capacidades quizá limitadas que siendo considerado inteligente e insultando, aunque… ¿a quién no se le escapan sus groserías de vez en cuando?

Puede interesarte