Por Leonardo Granadillo
15 abril, 2019

Buscaban encontrar una bacteria que nos pudieran contagiar, y terminaron descubriendo lo cochino que somos. Mientras más conozco a la gente, más quiero a mi perro ❤

Hipsters, lo sentimos mucho, pero la ciencia no está de su lado en esta oportunidad, pues un estudio realizado por la Clínica Hirslanden (Suiza) ha señalado que la barba de los hombres, puede tener más bacterias que los perros en su piel.

El verdadero objetivo la investigación publicada en el Daily Mail, era conocer si había algún riesgo de contraer alguna enfermedad procedente de los canes al compartir un mismo escáner de resonancia magnética que el de ellos. Para ello se estudiaron 18 barbas distintas y el pelaje de unos 30 perros con diferentes pelajes. 

El resultado fue totalmente sorprendente, ya que determinaron que las barbas estudiadas tenían microbios muchos más peligrosos que los que existían en el pelaje de las mascotas.

“El estudio encontró que todos los hombres barbudos, de edades entre 18 y 76 años, mostraron altos conteos microbianos, pero solo 23 de los 30 perros tenían conteos altos. El resto tenía niveles moderados”.

Andreas Gutzeit director del estudio.

Al desinfectar los scanners de resonancia se confirmó la teoría, encontraron más microbios peligrosos procedentes de los humanos que de las mascotas.

“Sobre la base de estos hallazgos, los perros pueden considerarse limpios en comparación con los hombres barbudos”

Andreas Gutzeit director del estudio.

A pesar de la contundencia de los datos recopilados, hay quienes se resisten a creer, como el fundador del Frente de Liberación de Barba Keith Flett, quien piensa que están discriminando a los Jason Momoa de nuestras vidas.

“Creo que es posible encontrar todo tipo de cosas desagradables si tomas muestras del cabello y las manos de la gente y luego las pruebas. No creo que las barbas en sí mismas sean antihigiénicas. Parece haber un flujo constante de historias negativas sobre barbas”

Keith Flett sobre el estudio

Por acá solo te compartimos la información, ya tu veras si le compras una afeitadora, le lavas la barba o comparten los gérmenes, yo seguiré abrazando a mi querido y aseado perro.

 

Puede interesarte