Por Daniela Poblete
8 octubre, 2018

Puede ponerte triste, pero es una excelente decisión

Cuando llega el momento en que los niños deben comenzar a ir a la guardería parece imposible que los padres no se sientan culpables y no se les rompa el corazón al dejar a sus pequeños, quienes muchas veces se quedan llorando los primeros días de clases al entrar a una zona desconocida y sin nadie que los conozca.

Sin embargo, no enviarlos es más perjudicial debido a que un estudio de la Universidad de Sorbonne confirmó que los pequeños que asisten a la guardería suelen mostrar un mejor comportamiento en sus hogares que aquellos que no lo hacen. Además, revelaron diversos beneficios adicionales que son muy relevantes para el desarrollo de los niños y su futuro.

Las investigaciones incluyeron a 1.500 padres que respondieron sobre el comportamiento de sus hijos y determinaron que los niños que asistieron a la guardería por más de un año demostraron mayores habilidades sociales. También se concluyó que tienen menos dificultades al momento de relacionarse con sus pares.

AP

“El cuidado infantil de alta calidad en los primeros años de vida puede mejorar el desarrollo emocional y cognitivo de los niños, puede prevenir dificultades emocionales posteriores”, comunicó la Doctora Maria Melchior, una de las coautoras del informe.

Lo cierto es que los niños que asisten a preescolar también posee un impacto en su desarrollo cognitivo desarrollando mejores habilidades académicas que se proyectan en su futuro. Además, dentro de los hallazgos se logró confirmar que tienen menos probabilidad de tener tendencias impulsivas y de riesgo en su adolescencia.

AP

Puede interesarte