Por Kat Gallardo
30 agosto, 2017

Robert Downey Jr. (Iron Man) fue uno de los clientes.

Recién me entero de que existen cuatro dealers principales en Hollywood. O al menos eso dicen al portal de farándula Radar, con el cual accedieron a tener una entrevista off the record. Pero no sólo hablaron de su lista de clientes, sino que también revelaron algunos hechos escandalosos.

Netflix

Las drogas y su consumo entre celebridades no es algo desconocido. Si cada año muere un famoso debido a una sobredosis, es porque hay alguien que les vende, es obvio. Pero no cualquiera tiene acceso a los famosos, ya que por lo general se trasladan con guardaespaldas u otro tipo de seguridad. Por ende, claramente sus proveedores de droga deben ser “VIP”.

Splash

Estos dealers, han trabajado como proveedores de cocaína y heroína, para clientes como el actor de Iron Man Robert Downey Jr., Kirstie Alley o Charlie Sheen, de acuerdo a lo que le reveló en el portal de farándula Radar. 

“He estado en el backstage de los Oscar entregando cocaína. También en canales de televisión y sets de películas. He acompañado a estrellas jóvenes y no tanto en aviones privados a Las Vegas, México y Hawaii”

Splash

Fue en uno de esos mismo viajes a Hawaii, donde uno de sus clientes se puso realmente mal debido a la mezcla de cocaína y crack. Según cuenta, el viaje terminó con su cliente en una playa privada, de noche, celebrando una orgía. 

Uno de los distribuidores se hace llamar “Mr. Brownstone” y lo suyo es la heroína. Afirma que entre sus clientes famosos está Robert Downey Jr. quien se encuentra sobrio desde el 2003. Antes de eso, la relación de Robert con los estupefacientes era poderosa. En 1986 ya lo contactaba, y no sólo eso, también lo ayudaba a conseguirle otros clientes. Según él, el actor lo llamaba dos o tres veces por semana, pidiendo cocaína, speed y heroína.

klejonka

“Mr. Brownstone” fue el mismo que por los años noventa le vendía drogas al fallecido actor River Phoenix, hermano del también actor Joaquin Phoenix, cuyo colapso por sobredosis se produjo en las afueras de un club nocturno en West Hollywood.

Cloudpix

En cuanto a Charlie Sheen, las historias de desenfreno no dejan de sorprender. Según el dealer, el actor amenazó con dispararse a sí mismo en la cabeza a finales de los años 90, luego de consumir toda la noche en su mansión ubicada en Malibu.

“Charlie estaba totalmente perdido, sentado en una silla y con dos prostitutas que había contratado para grabar mientras tenían sexo con él. Pero empezó a tener una crisis psicótica. Consiguió una pistola, se la puso en la cabeza y dijo: ‘¿Qué tal esto? ¿Qué tal si me mato? ¿No sería gracioso? ¡Porque me estoy matando de todos modos!'”.

Dr. Oz

Otra actriz, la ahora devota de la Cienciología Kirstie Alley, también estaba en su lista. Según uno de los dealers, cada semana le compraba 400 dólares en drogas y estuvo así por dos años. “En un momento, Kirstie vivía como una vagabunda, en una tienda de campaña dentro del piso de un amigo”, recuerda el distribuidor.

ABC

“Mr. Brownstone” todavía tiene clientes de la “vieja escuela”, que lo buscan cada cierto tiempo. Por eso aún utiliza un marcador de teléfono antiguo, con el cual sus clientes pueden identificarse a través de un código secreto.

Te puede interesar