Por Antonio Rosselot
8 octubre, 2020

“Podría coger el teléfono y llamarla en cualquier momento, pero no sé lo que le diría”, reveló Patrick J. Adams, que interpretó al marido de Meghan en la serie.

En una vida pasada Meghan Markle fue actriz, y su trabajo más destacado se dio en la serie Suits, donde interpretó a la abogada Rachel Zane. Éste marcó su último trabajo en televisión antes de ingresar a la familia real británica.

Markle guarda relaciones muy cercanas con los miembros del elenco de Suits, lo que quedó en evidencia cuando gran parte de ellos se hizo presente en su boda con el Príncipe Harry, celebrada en Windsor.

Pasó el tiempo y Meghan se alejó inevitablemente de sus colegas, al instalarse a vivir en Inglaterra. Pero ahora que la pareja de Meghan y Harry se desligó de la familia real británica y se radicó en Santa Barbara (California, EE.UU), esa relación íntima con la gente de Suits bien podría verse revivida.

Aunque claro, su estatus actual hace que varios de sus colegas se la piensen dos veces antes de volver a contactarla. Patrick J. Adams, quien interpretara a Mike Ross, marido de Meghan en Suits, comentó sobre su relación con la californiana y también las razones por las que no se anima a llamarla una vez más, en entrevista con Radio Times.

“Sinceramente, creo que me siento intimidado. No tengo ninguna duda de que podría coger el teléfono y llamarla en cualquier momento, pero no sé lo que le diría (…) creo que me asusta la idea de romper el hielo para tener esa conversación”.

Patrick J. Adams a Radio Times

USA Network

El actor está hoy en día promocionando The Right Stuff, su nuevo trabajo, y en la entrevista quiso dejar claro que si bien no mantiene un contacto permanente con la ex duquesa de Sussex, sí han hablado en un par de ocasiones.

“La vida de Meghan está completamente a tope y ha pasado por mucho (…) Echo de menos a mi amiga, pero estoy feliz de que le vaya bien”.

Patrick J. Adams a Radio Times

Gtres Online

Últimamente, Meghan y Harry hicieron —aún más— noticia tras firmar un millonario contrato de producción con Netflix. Quizás esa movida sea el primer paso de un posible retorno de Meghan a la industria, y también a sus amistades relegadas.

Puede interesarte