Por Gillian Armstrong
22 febrero, 2017

Por fin le llegó lo que más ansiaba: dinero.

Dicen que el dinero lo puede casi todo. Y con Patrizia Reggiani no hizo la excepción, quien tras haberse casado con el heredero de la fortuna del reconocido diseñador Guccio Gucci, hizo todo un plan en el que contrató a un sicario para asesinar a su esposo. 

Si bien el año 1997 fue condenada a 26 años de cárcel por ser la autora intelectual del asesinato, debido a su buen comportamiento la condena se le redujo a solo veinte y esta semana por fin fue puesta en libertad.

El sicario Benedetto Ceraulo mató a varios tiros a Maurizio, dejándolo muerto a las puertas de su empresa en Milán.

Pinterest

Hoy Reggiani seguirá cumpliendo su condena en libertad vigilada, sin embargo no tiene por dónde quejarse, ya que la suma de dinero que recibirá es realmente alta, la cual consta de una pensión de más de un millón de dólares.

Patrizia, quien al momento del incidente ya llevaba más diez años divorciada, también recibirá más de 25 millones de dólares atrasados, una cantidad que tendrá que ser abonada por las hijas y únicas herederas de Gucci, Allegra y Alessandra.

AP

A todos los implicados en el crimen, entre ellos el sicario, el chofer del vehículo desde donde salieron las balas, una amiga de Patrizzia -quien influyó en la decisión- y la mente criminal del hecho, les dieron condenas de entre 19 y 26 años. 

Si bien esta tipa tuvo que pagar su condena estando años en la cárcel, tal vez con todo ese dinero por fin pueda haber encontrado el final feliz que tanto ansiaba.

 

Puede interesarte