Por Maximiliano Díaz
14 noviembre, 2017

“Podía sentir mi cabello deslizarse por mi espalda, y escucharlo salpicar sobre el agua”, declaró.

Seeguramente todo el mundo ha escuchado alguna vez esta historia: alguien prueba algún novedoso producto de belleza, las cosas se salen de las manos, y al final todo sale mal. Pues a la famosa youtuber Hannah Forcier le pasó algo parecido. Pero mucho peor.

La reconocida creadora de contenido de Los Angeles subió hace muy poco tiempo un vídeo titulado “How all my hair fell out by making one mistake” (cómo todo mi cabello se cayó por cometer solo un error). En él, Hannah explicó cómo comenzó a experimentar con el color de su cabello.

Once upon a dream

A post shared by Hannah Forcier (@hannahforcier) on

“Hace un año pasé de tener el cabello café y muy largo a decolorármelo por primera vez, y teñirlo rosa. Quiero que todos ustedes entiendan que usé mi cabello cómo otro modo de expresarme, y al otro día todo cambió.”

Y es que su vida realmente dio un giro: Hannah compró una crema relajante, un producto que fija el cabello, pensando que esto la ayudaría. Pero fijarlo mal puede tener en ocasiones un costo bastante alto: ya que rompe los enlaces de las proteínas del cabello para adoptar otra forma.

Whose name did you drink enough to forget your own?

A post shared by Hannah Forcier (@hannahforcier) on

“Compré este nuevo producto para el cabello. Pensé que me ayudaría así que cubrí todo mi cabello con la crema, esperé la cantidad correcta de tiempo, y me metí en la ducha.

Estaba intentando lavarlo, y se comenzó a sentir realmente grumoso. Podía sentir mi cabello deslizarse por mi espalda, y escucharlo salpicar sobre el agua.”

A post shared by Hannah Forcier (@hannahforcier) on

“Comenzó a salirse por mechones, y mientras más intentaba quitar la crema de mi cabeza, para asegurarme de que se fuera, más sentía que mi cabello se caía.

Sabía que estaba pasando algo realmente malo cuando vi que el agua ya no bajaba hacia el drenaje.”

Asustada y confundinda, Hannah decidió pedirle ayuda a su compañera de cuarto. Para cuando ella la ayudó a destapar la ducha y quitarse los restos de crema, le quedaba algo de cabello, aunque muy poco. Así que decidió dirigirse a su salón de belleza para ver si existía alguna posibilidad de arreglar ese desastre.

“Le dije a la gente del salón que no sabía qué tan malo era, así que no quería mirar en el espejo. Giraron la silla y me quitaron el sombrero, entonces me dijeron que me quedaba muy poco cabello, y que no había nada que pudieran hacer al respecto. Lo único que podían ofrecerme, era cortarlo todo.”

https://www.instagram.com/p/BaSMUNrBQf3/?hl=es&taken-by=hannahforcier

Así fue como Hannah descubrió de la peor manera posible, que los relajantes nunca deben usarse por cuenta propia en casa, y jamás deben ser utilizados en cabello teñido (especialmente decolorado), ya que el cabello en ese estado ya está químicamente intervenido.

Con respecto al producto que le provocó ese enorme mal rato, Hannah dijo no querer referirse a él, ni tampoco tomar medidas legales, ya que no leyó las advertencias de usarlo en cabello dañado antes de usarlo.

https://www.instagram.com/p/BbFieBnhPK1/?hl=es&taken-by=hannahforcier

Afortunadamente, Hannah se está reponiendo del shock emocional que significó perder todo su cabello, y sigue teniendo el apoyo incondicional de sus seguidores.

 

No te lo pierdas

Te puede interesar