Por Fernanda Peña
13 julio, 2017

¿Quedará en la quiebra después de esto?

Tal como lo leíste, la chica buena Gwen Stefani enfrenta una costosa demanda después de que una fan suya resultara herida en lo que pareció una “estampida humana” durante uno de sus conciertos. Pero ¿qué culpa puede tener Gwen Stefani en todo esto? Aquí te lo explicaremos:

Según Radar Online, la demanda fue instaurada el pasado viernes 7 de julio a una corte federal en Carolina del Norte (Estados Unidos). Los documentos relatan que durante un concierto, en julio del 2016, Lisa Keri Stricklin (su ex fan) resultó una pierna fracturada.

La demandante asistió a ese concierto en compañía de varios amigos, para celebrar su cumpleaños. Según explica el papel, en algún momento de la presentación, la cantante invitó a todos a sobrepasar los límites de las localidades y allí ocurrió el drama:

This might be my favorite dress she's ever worn #gwenstefani #whitehouse

A post shared by Gwen Stefani (@rocksteadyxgwen) on

“Durante el curso y en medio de la actuación musical de Gwen Stefani, ella anunció a través de su micrófono y los altavoces del PNC Pavilion que todos los asistentes en el la localidad de césped debería llegar a la zona de asientos reservados, frente al escenario: “¡Sólo llenen el espacio donde prefieran, ¿A quién le importan sus asientos en el césped? ¡Pueden conseguirse otros nuevos!'”.

“Este anuncio creó una fiebre de gente que quería pasarse del área de césped a la zona de asientos reservados frente al escenario, hubo gente golpeando y rompiendo las barreras de seguridad…”.

A raíz del incidente, Stricklin terminó…

“Pisoteada por la fiebre de los fans en un muro a lo largo de la zona de asientos reservados, causándole severas lesiones físicas, incluyendo la tibia rota en una de sus piernas“.

-reza la demanda.-

Y aquí está la parte en la que le echa toda la culpa a la cantante:

“Los actos de Stefani, como se alega en el presente documento, constituyen una negligencia grave, ya que evidencian obstinación y total indiferencia a las consecuencias de sus actos; dando derecho a demandar por daños punitivos”.

Como si fuera poco, Stricklin está pidiendo ser reparada por el perjuicio, con una suma cercana a los $ 75.000 dólares.

¿Qué opinas de esto? ¿Se le fue la mano a Gwen en ese concierto o todo se trata de un intento por sacarle dinero?