Por Ignacio Mardones
28 octubre, 2015

“Alcanzamos un punto donde ya no podemos crecer más. Así que decidimos visitar un lugar que nos haga ver más grandes”.

Estos fisicoculturistas de Noruega tienen grandes aspiraciones. Ellos no quieren dejar de crecer, pero lamentablemente su cuerpo ya no soporta tanto músculo. Entre todos encontraron la solución perfecta: visitar una ciudad pequeñísima en donde pueden sentirse como poderosos gigantes. Afortunadamente lograron llevar a cabo su objetivo. Lo que resultó de eso es extraño e hilarante:

httpv://youtu.be/M3xY9TBO2Mo

“No cuelgo cuadros en la pared, sólo enmarco unas pequeñas estampillas”, dice uno de los musculosos.

¿Qué te pareció?

Puede interesarte