Por Camila Cáceres
7 septiembre, 2017

William sólo tenía 13 años cuando Lady Di reveló que Carlos la engañaba.

Sabemos cómo Diana, una tímida asistente de párvulos de una buena familia, conoció y se enamoró del Príncipe Carlos, heredero a la corona británica. Sabemos como su matrimonio produjo dos hermosos hijos y un cuento de hadas que apasionó a los medios y también sabemos en detalle como ese cuento se desintegró en público con escándalo. 

Diana y Carlos finalmente se separaron en 1992.

En 1995, la reina de corazones dio su famosa entrevista en la BBC donde reveló que su matrimonio estaba un poco “atestado”, considerando que incluía tres personas.

Fue en la misma entrevista que reveló un detalle que no muchas personas han considerado.

¿Cómo le explicas a tus hijos que te divorcias porque su padre te puso los cuernos y literalmente todo el mundo lo sabe? ¿Cómo le explicas el concepto de la infidelidad? Y aún más importante: ¿cómo lo haces con la menor medida de daño?

Diana fue, en esto, como en muchísimas cosas, un ejemplo que muchas personas deberían imitar a la hora de enfrentar esta horrible situación.

Primero que nada, prefirió darse un tiempo para explicarle a Harry exactamente qué pasaba, pero William tenía 13 años y una personalidad mucho más comprensiva y apacible. Lo llevó aparte y le dijo que tenían que hablar. 

“Le expliqué a William, ‘si encuentras a alguien en tu vida que ames de verdad, debes sostener ese amor y cuidarlo.

Y si tienes la fortuna de encontrar a una persona que te ame, entonces debes proteger ese amor”.

Diana de Gales

En otras palabras, que su padre se había enamorado de verdad y de alguien que no era ella.

No deja de ser chocante para un hijo oír eso, pero Diana podría haber entrado en detalles bastante más crueles y prefirió no hacerlo por el bien de los niños.

En la entrevista también admitió que nunca quiso terminar su matrimonio, pero la situación se había hecho apremiante. Imagino que nadie comienza una relación esperando terminarla, mucho menos por tantos factores tan penosos.

#royalfamily #dianaspencer #princessdiana #britishroyalfamily

A post shared by Lucicarla♡ (@lucicarla__) on

Tras su entrevista, la Reina Isabel II envió las famosas cartas que “ordenaban” a la pareja divorciarse de inmediato y su separación legal se hizo definitiva el 28 de agosto de 1996.

Diana murió casi exactamente un año después, el 31 de agosto de 1997, en un accidente automovilístico que hasta la fecha es base de cientos de teorías de complot.

La influencia de Diana marca la historia hasta la fecha, pero es quizá particularmente notable en la relación de William con su esposa, Kate Middleton.

Es claro que el príncipe se tomó los consejos de su madre muy a pecho.