Por Vicente Quijada
5 febrero, 2018

Y las sensaciones que vivió la menor de las Kardashian tras el esperado momento.

El día que muchos pensamos que nunca llegaría, así lo hizo. Tras una serie incontable de rumores, algunos tan alocados como los que decían que Kylie esperaba a la hija de Kim, la verdad salió a la luz, tal como la pequeña hija de la menor de las Kardashian. El embarazo era real, y Kylie ya está junto a su hija. 

Youtube/Kylie Jenner

Pero, ¿cómo se vivió aquel esperado momento? ¿Está feliz Kylie después de todo?

Una fuente cercana a la modelo le reveló algunos detalles a People, sobre el nacimiento de la hija, quien pesó 8 libras y 9 onzas, y que arribó aquel primero de febrero a las 4:43 pm. «Luego de que la bebé nació, Kylie estaba aliviada ya que el momento finalmente había llegado» afirmó. 

Youtube/Kylie Jenner

Pero, como era de esperar, no todo fue coser y cantar en una de las salas de espera más expectantes -valga la redundancia- del último tiempo. «Fue todo algo caótico con la familia y los amigos alrededor», declaró.

Y es más, Kylie estaba abrumada, pero «de una buena forma. Abrumada con la alegría, el amor y el apoyo que todos le estaban dando a ella y Travis» manifestó la fuente anónima.

Pero es que tras tanto misterio, estrés y espera, Kylie la tuvo difícil. El elegir vivir su embarazo de «la manera más positiva, sin estrés y saludable», a espaldas del mundo, fue lo mejor que pudo haber hecho.

Puede interesarte