Por Vicente Quijada
4 septiembre, 2018

Resaltó sus mejores atributos. ¿Dónde estaba Cristiano?

Bastó que pasará poco más de un mes desde la llegada de Cristiano Ronaldo a la Juventus para que su esposa, Georgina Rodríguez, se conviértese en una verdadera celebridad en la Bota. Invitada por la marca Twinset, la ex modelo de Gucci debutó en las alfombras rojas y se presentó en la gala del Festival de Venecia, sola y deslumbrante.

Pero antes, y amen a su nuevo estatus de estrella en Italia, llegó en un elegante vaporetto hasta la entrada del magno evento. Usando un atrevido vestido azul marino de la firma que la auspició, la mujer debió hacer malabares para no sufrir inconvenientes con el corte lateral que tenía su vestimenta. 

Ya en la Mostra, Rodríguez llegó con otro vestido de Twinset, pero esta vez algo más formal. Negro, con encaje, una suerte de body que le dejaba lucir su zona posterior y transparencias, la mujer deslumbró en su debut en estos haberes.

Zuma Press
Zuma Press

A pesar de ello, hubieron voces que no estaban muy de acuerdo con el atuendo que eligió, debido a su atrevimiento y a que no estaba a la altura del glamour de dicho evento, en especial por las transparencias. Nosotros creemos todo lo contrario, ya que se veía increíble.

Zuma Press

Aún así, la mujer del futbolista de la Juventus se mostró más cómoda y segura que nunca, sonriendo con soltura para las cámaras, mientras se codeaba con estrellas del espectáculo como Naomi Watts y Clemence Poesy.

Al parecer, Georgina encontró el lugar al que pertenece. 

Puede interesarte