Por Teresa Donoso
21 noviembre, 2016

La acusan de xenófoba, pero… ¿será para tanto? (algunos se rieron).

Gigi Hadid estuvo a cargo de dirigir la noche de los American Music Awards junto a Pharoah y lo que hizo dejó a varios con la boca abierta, a otros aplaudiendo y a muchos enojados. La modelo de 21 años no tuvo problemas en imitar a la próxima primera dama de los Estados Unidos, Melania Trump, copiando con exactitud sus rasgos y su acento y diciendo sin pelos en la lengua lo siguiente:

“Amo a mi esposo, el presidente Barack Obama y a nuestras hijas Sasha y Malia”.

Claramente esto era una burla al hecho de que Melania había copiado de forma tan exacta el discurso de Michelle Obama, que probablemente llegaría el momento en que copiaría, sin pensar, hasta lo más mínimo de la ex primera dama.

Varios se rieron ante su osada imitación pero muchos otros empezaron a comentar en Twitter lo mal que les parecía esto:

“#GigiHadid está burlándose de un inmigrante… ¿qué más bajo podemos caer? Desdeñoso, vergonzoso y de mala educación”.

Aunque, espera, ¿no que Donald Trump quiere sacar a todos los inmigrantes de E.E.U.U y la gente que simpatiza con él estaba de acuerdo?

“Gigi Hadid me encantas pero creo que dirigir shows no es para ti, eres mejor para el modelaje”.

“Los AMA se burlan de los ojos de Melania y de su acento de inmigrante. ¿Hipocresía liberal? #gigihadid”

“Espero que tu madre esté orgullosa de que te burles de las personas que tienen acento @GigiHadid @YolandaHFoster #GigiHadid”

Pero paremos aquí un segundo. ¿Estaba Gigi realmente burlándose del acento de Melania o sólo del hecho de que la esposa de Trump había plagiado el discurso más importante de la campaña de su esposo?

Si me lo preguntan a mí, me parece que es la segunda opción, independiente de si creemos que burlarse de esta forma está bien o mal.

¿Qué crees tú?

Puede interesarte