Por Constanza Suárez
12 abril, 2018

Muchos de nosotros mataríamos por una oportunidad así.

La mayoría de las personas sueñan con alguna vez, conocer a uno de sus artistas favoritos. Ya sea de forma casual, comprando en alguna tienda, comiendo en un restaurante, o también persiguiéndolos en sus hoteles y conciertos, con el objetivo de derramar todo nuestro amor y admiración sobre ellos.

Si lo lograste, entonces debes estar recordando aquella emoción y celebrando ese triunfo en tu interior. Pero, ¿me creerías si te digo que una chica estuvo sentada al lado de su ídolo durante un vuelo, y no se dio cuenta? Suena desesperante. Súmale que durante el vuelo, escuchó todas sus canciones.

El protagonista de esta historia es un músico holandés llamado Dotan, quien utilizó su cuenta de Twitter para contar en vivo esta extraña, pero a la vez adorable, experiencia.

Dotan

Todo comenzó así:

Twitter/@dotanmusic

Bueno, estoy en un avión y la chica a mi lado está escuchando mi álbum. Cada una de las canciones.

Dotan pensó que lo que sucedía era lindo, pero también muy incómodo. Sobre todo porque la chica le habló y le preguntó qué hacía en su vida.  Él le respondió que escribía música. No hablaron más y ella continuó escuchando las canciones de Dotan.

Entonces, el músico de 31 años, le dedicó un mensaje en Twitter:

Twitter/@dotanmusic

Me di cuenta que ella debe seguirme en Twitter… bueno… hola vecina de avión. Gracias por escuchar mi música y cantarla.

Rápidamente sus seguidores en la red social comenzaron a responder sus tuits, dando consejos e ideas sobre qué hacer con esta particular fanática. Uno de ellos le sugirió a Dotan cantar sobre el avión para que se diera cuenta, otro que le escribiera una nota para decirle. Pero prefirió no decir nada.

Pasaban los minutos y la chica seguía sin tener idea sobre lo que estaba ocurriendo. De hecho, le preguntó a Dotan sí disfrutaba de la música en vivo y si escribía sus canciones en holandés o inglés. Él le dijo que amaba los conciertos y que prefería el inglés.

Dotan quiso saber más sobre su fan y volvió a entablar una conversación con ella:

Twitter/@dotanmusic

Yo: ¿Cómo descubriste la música que estabas escuchando?

Ella: La escuché en mi programa de televisión favorito. Me da consuelo y paz.

Pero ella continuó sin sospechar nada. Faltando solo minutos para aterrizar, volvió a escuchar la música de Dotan. Y luego ocurrió una de las cosas más extrañas e incómodas de esta historia: La chica hizo que Dotan escuchara su propia música. Luego le preguntó si pensaba que era hermosa. Él soltó un “uhmm”. Dotan no quiso arruinar su experiencia, por lo que decidió escribirle una nota y dársela al bajarse del avión.

Twitter/@dotanmusic

No quiero arruinar su experiencia o hacerla sentir mal, de ninguna forma. Esto es sobre la música y de hecho, es uno de los halagos más grandes.

Al otro día recibió un e-mail de la chica:

Twitter/@dotanmusic

Realmente no sé por dónde empezar. Antes que nada: no puedo creer lo estúpida que fui por no reconocerte e ignorar todos los sutiles indicios que me diste durante el vuelo. Por alguna razón, nunca te busqué antes, pero compré tu álbum después de escucharlo en un episodio de “The Originals”. Desde entonces lo escucho en repetición sin parar.

Quiero insistir en que no es nada personal, pero me hubiera encantado contarte en persona lo agradecida que estoy por tu música. No reconocería a la mayoría de mis artistas favoritos ya que estoy interesada en la música. Incluso pensé que eras una banda (Que vergüenza).

El hecho de que no lo mencionaras es muy humilde, ¡pero desearía que me lo hubieras dicho! Cuando leí tu mensaje agarré a mi madre y no pudimos creerlo. Hemos pasado por un momento difícil y tu música nos ha ayudado a superarlo. Más de lo que puedes imaginar. A mi mamá y mí nos encantaría ir a ver tu show durante el otoño.

No puedo creer que hayas sido tan generoso para ofrecernos entradas después de mi fracaso épico. Por favor, continúa con tu hermosa música y trata de ser tan humilde como siempre. Te prometo que esto no volverá a suceder. Nunca.

Mucho amor, Alicia.

Puede interesarte