Por Camilo Fernández
3 julio, 2018

El príncipe debería aprender a saltarse un par de reglas y no ser así con su esposa.

Meghan Markle ya va a cumplir dos meses como integrante de la familia real y oficialmente con el título de duquesa de Sussex. La ex actriz ha estado asistiendo regularmente a eventos oficiales y siempre termina robándose toda la atención de las cámaras y el público como la gran novedad.

Una de sus últimas apariciones fue junto al príncipe Harry y la reina Isabel para la entrega de los Premios de los Jóvenes Líderes de la Reina en el Palacio de Buckingham. Aquí sufrió un gran desaire por parte de su flamante esposo. 

PA

La nueva duquesa aún no se ajusta del todo al protocolo y es entendible, y así se lo hizo notar Harry de una forma muy incómoda para todos los que se dieron cuenta.

Meghan trató de tomar de la mano a Harry como todos las parejas normales del mundo lo hacen. Sin embargo, a ella se le olvidó que no son unos plebeyos cualquiera. 

PA

Con un sutil gesto, pero sufriendo un rechazo definitivo, el príncipe le negó el contacto de piel. 

Según se puede ver en el video, Meghan acerca intencionalmente su mano a la de Harry, pero él zafó llevando sus manos hacia a otro lado, cosa que fueran inalcanzables para ella. 

No es que Harry haya sido malvado, sino que estaba siguiendo los códigos de etiqueta que la realeza británica dictamina.

ITV

El experto en lenguaje corporal, Robin Kermode, precisó al Daily Mail que “la Reina raramente se toma de la mano en público y pareciera que se planteó un precedente tácito para el resto de la realeza”.

ITV

Este no es el primer problema que tiene Meghan con el protocolo. También se tiene establecido que las mujeres no pueden cruzar las piernas mientras están sentadas. Adivinen qué hizo la esposa de Harry.

Bueno, a nadie le enseñan ser “perfecto” en esta vida. Meghan todavía tiene mucho que aprender son su nuevo estilo de vida, pero ya deberían actualizar sus normas, porque darse de la mano no tiene nada de terrible.

Puede interesarte