Por Andrea Araya Moya
4 julio, 2019

Meghan y Harry nuevamente están en el ojo del huracán.

Al parecer, las decisiones que están tomando los duques de Sussex no son del agrado de todo el mundo, más aún cuando rompen las tradiciones y llevan su vida de casado y de padres a su manera. Y, aunque para ellos esté bien, para los británicos siempre es sinónimo de polémica.

Recientemente, Meghan y Harry anunciaron mediante un comunicado que el esperado bautizo de su hijo Archie será de carácter privado, sin prensa ni público.

Chris Jackson

«El arzobispo de Canterbury bautizará a Archie Harrison Mountbatten-Windsor en una pequeña ceremonia privada en la capilla del castillo de Windsor el sábado 6 de julio», informó el comunicado emitido por el palacio de Buckingham.

Y a los medios de comunicación no les pareció nada de bien esta decisión, pues aseguran que todo lo que la gente quiere es ver las imágenes y el momento en que bauticen al primogénito de los duques.

Alpha London News Service

Eso sí, después de la ceremonia que se realiza este sábado, las redes sociales de los duques mostrarán algunas imágenes.

Por otro lado, unos 25 invitados asistirán al bautizo y acompañarán a Meghan y Harry en este importante momento. Algunos de ellos serán Carlos y Camila, además de los duques de Cambridge y sus hijos. Se espera también la presencia de la madre de Meghan, Doria, mientras que la reina Isabel II estará en Escocia.

@sussexroyal

Por ahora los nombres de los padrinos no se harán públicos, según el deseo de la pareja, aunque se rumorea que sea Serena Williams y Charlie Van Straubenzee, amigo de Harry.

@sussexroyal

El pequeño Archie usará la réplica del vestido de cristianar original que la reina Victoria confeccionó para su hija en 1840. La reina Isabel lo encargó a su asesora de vestuario, Angela Kelly, pues el original estaba muy deteriorado y ya lo han usado el príncipe Louis, Charlotte y George.

Puede interesarte