Por Daniela Morano
10 enero, 2018

Tuvo que ir a una estación de servicio a hacerse un test de embarazo.

Cuando Jamie Lynn Spears tenía sólo 16 años, quedó embarazada. Nadie podía creerlo. La hermana menor de la princesa del pop en ese momento era parte del elenco de la serie de Nick, Zoey 101. Su hija, Maddie Briann Aldridge cambió completamente su vida. Y es recién ahora, ocho años después, que Jamie Lynn ha contado lo difícil que fue el momento en que se enteró que estaba realmente embarazada.

AP

Un día que decidió hacerse un test en una estación de servicio junto a una amiga, pues tenía miedo de hacerlo en su casa. «No quería hacerlo en mi casa, por lo que fuimos a BP y me hice el test de embarazo. Yo estaba como ¿qué?,» no podía mirar el resultado, así que fue su amiga quien lo hizo.

«No sé cómo decirlo sin que suene grosero. Vomitaba continuamente,» confesó en su documental, Jamie Lynn Spears: When The Lights Go Out.

Pero ese no fue el peor momento. El peor momento fue decirle a sus padres, para lo que escribió una nota y la dejó en su habitación. Claro que ellos no tomaron bien la noticia pero ella de todas maneras siguió adelante con el embarazo.

https://www.instagram.com/p/Bdd-8XLDxcF/?hl=en&taken-by=jamielynnspears

Ahora, con 26 años, anunció su segundo embarazo. De seguro ya es una madre con experiencia, por lo que parece que esta vez todo será mucho más ameno que la primera vez  que recibió una noticia así.

Puede interesarte