Por Luis Aranguren
25 agosto, 2020

Se las fue colocando una encima de la otra. Sin importar la incomodidad, solo quería ganar. Al final debían sostenerlo entre varios para que no cayera.

Cuando se trata de récord Guinness, puedes lograr lo que sea, solo debes explotar tu imaginación e intentarlo. En esta ocasión fue el ámbito de la moda el que se ganó un puesto en este libro, cuando un hombre se colocó 260 camisetas, una encima de la otra.

El nombre de este nuevo campeón es Ted Hastings, quien es un fanático de este concurso y el año pasado ya había establecido un récord.

Guinness World Records

En un video compartido por el Instagram oficial de Los Récords Guinness se ve todo el proceso de colocarse las camisas. No fue nada fácil, pues tuvo que ser ayudado por personas a su alrededor en tallas de camisas que iban desde la M hasta la 20X.

“La idea de este intento de récord surgió después de que Ted revisara los récords mundiales Guinness 2019 con sus hijos, Avery, de 14 años, y William, de 11, cuando su hijo pequeño le preguntó si podía establecer un título oficial de récords mundiales Guinness. Al ver esto como una gran oportunidad para enseñarles a sus hijos una lección importante sobre el trabajo duro, el compromiso y el seguimiento, Ted se dispuso a asumir el desafío”.

Récords Guinness

Alrededor de 4 personas tuvieron que ayudar a Ted en el proceso, primero por estar rodeado de tantas camisas y segundo porque habría un momento en que solo no podría.

Guinness World Records

Además a Hastings lo impulsaba la idea de darle una lección a sus hijos sobre optimismo y perseverancia. Dos grandes valores que sin duda no olvidarán, pues un hombre un día decidió colocarse al menos 260 camisetas, una encima de la otra hasta casi tapar su rostro.

El proceso no fue fácil, pues debían ordenar las camisas una a una, según el orden en el que serían usadas.

Una vez que todo fue ordenado y debidamente planeado decidieron colocarse en contacto con la compañía Guinness World Records para realizar el intento oficial. Esto se llevó a cabo en un gimnasio de Ontario, su intención fue noble desde el comienzo pues con el premio, recaudaría fondos para la Escuela Pública de Bridgeport a la que van sus hijos.

Ted había hecho varios intentos en casa y aunque muchos salieron fallidos, cuando se sintió seguro se lanzó con todo al reto.

Guinness World Records

Durante el evento solo comenzó a pedir ayuda después de las 20 camisas, ya estaba muy grande y mover sus brazos no era algo que podía lograr con facilidad. Por suerte tenía a su equipo, quienes no se rendirían hasta colocarle la última.

Guinness World Records

Aún cuando tenía miedo de no poder respirar por el peso de las camisetas y que le tapaban la cara, el público lo animaba a seguir y así hizo el perseverante Ted, poseedor del récord Guinness.

Puede interesarte