Por Antonio Rosselot
2 julio, 2019

Ya saben, queridos y queridas. Si su pareja sigue riéndose de sus propios eructos, soltando pedos en todos lados y haciendo bromas infantiles, es culpa de su cerebro en vías de desarrollo…

Hay muchos mitos dando vuelta respecto a las edades donde hombres y mujeres alcanzan su mayor grado de madurez, y también sobre si un género la alcanza antes que el otro. Y estos mitos se han ido clarificando de a poco con distintos estudios realizados por cuerpos de investigación de distintas universidades.

En primer lugar, una investigación de la Universidad de Oxford señaló que los hombres demoran 11 años más que las mujeres en madurar a nivel cerebral. Por otra parte, un sondeo hecho por Nickelodeon UK señala que la edad promedio en la cual los hombres terminan de madurar es de 43 años, mientras que la de las mujeres es de 32, en datos que calzan con el estudio hecho por la universidad antes mencionada.

Esto se condice con el panorama general y estereotípico, de cierta manera, que se maneja actualmente en las relaciones hombre-mujer, en donde el hombre siempre es más propenso a eructar, alimentarse mal, jugar videojuegos y quedarse callados durante las discusiones, por dar algunos ejemplos. A su vez, según el estudio de Nickelodeon UK, la gran mayoría de las mujeres entrevistadas declaró considerarse como la persona más madura de su relación, y una parte de ellas señaló que es la que toma las decisiones importantes.

Sigamos con evidencia científica. La Universidad Politécnica de Valencia (UPV), junto con la Universidad de Valencia (UV) y el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia (CNRS) confirmaron en una investigación que el cerebro masculino “envejece peor y madura más tarde” que el de la mujer. Un equipo de informáticos, neurólogos y biólogos de estos centros analizó casi 3 mil imágenes de resonancia magnética cerebral, hechas a personas sanas de edades entre 9 meses y 95 años. El universo total fue de 1.379 mujeres y 1.575 hombres.

Los resultados de este estudio arrojaron que la velocidad a la que se atrofia el cerebro es mayor en los hombres que en las mujeres, sobre todo a partir de los 80 años. A su vez, el hipocampo de las mujeres —parte del cerebro asociada a la memoria— tiene un volumen superior al de sus pares masculinos.

“El cerebro femenino llega a su pico de volumen más pronto que el de los hombres. Sus estructuras cerebrales maduran antes”.

Enrique Lanuza, del Departamento de Biología Celular, Biología Funcional y Antropología Física de la Universidad de Valencia

La evidencia científica es clara, pero también se podría teorizar este fenómeno a partir de la educación y las conductas que se adoptan desde que somos pequeños. Por ejemplo, si a un hombre le cuesta tomar sus propias decisiones y no se ha desligado del todo del vínculo con sus padres, tardará bastante en su aprendizaje para ser autosuficiente.

Así que ya saben, queridos y queridas. Si su pareja sigue riéndose de sus propios eructos, soltando pedos en todos lados y haciendo bromas infantiles, es culpa de su cerebro en vías de desarrollo.

Puede interesarte