Por Luis Aranguren
19 julio, 2019

Debido a problemas de autoestima la nueva actualización permite que los usuarios puedan conectarse entre sí y no importará la cantidad de «me gusta» que haya en cada publicación.

Las redes sociales surgieron para facilitar la comunicación que existe entre las personas pero con el pasar del tiempo se han transformado en una competencia de popularidad y contenido que generan ansiedad en las personas. Todo esto se debe a la «necesidad» de alcanzar la popularidad, al punto de hacer retos que coloquen en riesgo sus vidas.

Es por esto que Instagram ha lanzado una actualización a su aplicación en la que no podrá verse la cantidad de «Likes» en cada publicación, de este modo los influencers no sentirán esa extrema necesidad de llamar la atención y cometer estupideces.

Media Tics

Quienes podrán seguir viendo sus números serán los que tengan cuenta de negocios, pero no lo observarán como siempre sino que será a través de las estadísticas donde podrán ver los resultados de su inversión. Los demás podrán seguir haciendo lo que normalmente hacen, dar likes, comentar y compartir como siempre solo que los números no tendrán relevancia.

«Queremos que las personas se preocupen un poco menos por la cantidad de» me gusta «que están recibiendo en Instagram y pasan un poco más de tiempo conectándose con las personas que les interesan».

-Kevin Systrom, CEO Instagram

Instagram

Por supuesto los influencers no están de acuerdo con esta nueva actualización pues se jactan en sus redes de la cantidad de likes por publicación y utilizan esos números para pedir beneficios de forma gratuita, situación que ha generado mucho rechazo alrededor del mundo.

Queda claro que este tipo de redes son importantes en nuestras vidas, a través de ellas nos conectamos con personas y lugares que nos gustan pero no deberían ser lo «más importante» de nuestras vidas, ni afectar el autoestima de las personas que las utilizan.

Roast brief

Por ahora está iniciativa llegó a Australia y algunos países de Europa y hasta el momento ha obtenido bueno resultados, en general al menos porque los únicos que han hecho quejas son los influenciadores, quienes han demostrado una gran debilidad mental por no poder lucir sus likes.

Es una buena iniciativa que permitirá crear conciencia en el futuro sobre una situación que aqueja tanto. Quizás de este modo las personas comprendan que pueden vivir sus vidas sin tener que medirla o comprarla con la de otros.

Puede interesarte