Por Pamela Silva
18 enero, 2019

¿Es normal que ahora me sienta mucho más atraído hacia él que antes? 😍😍😍

A pesar de que Jason Momoa suele ser un chico rudo en la mayoría de los roles por los cuales lo conocemos (no he visto Baywatch: Miami, pero dudo que un salvavidas pueda estar a la altura de rudeza de un Khal), pero en la vida real -y no es lo que conozca en persona aunque quisiera- Jason siempre se muestra demasiado adorable.

Simpático, agradable, humilde, gracioso, siempre listo para hacer reír al resto y demasiado adorable, por eso y no solo por su físico es que amamos con todo nuestro corazón a Jason Momoa.

Pero resulta que Jason no siempre ese hombre bonachón de gran corazón y hermosa sonrisa que nos conquistó a todos desde que lo vimos en Game of Thrones.

Y es que cuando era más joven, Jason no solo se colocaba el traje de baño rojo para salvar la vida de cualquiera que estuviera ahogándose en las playas de Hawaii, sino que también se metía en más de un problema.

¿Se han preguntado alguna vez cómo se hizo esa cicatriz que tiene en la ceja tan característica? Pues, durante una pelea en un bar.

Porque sí, nuestro gigante bonachón fanático de la cerveza Guinness solía ser ese tipo de jovenzuelo que se agarra a puñetazos en los bares, bastante alejado de la personalidad alegre que le conocemos hoy en día.

WENN

Hace 10 años, Jason se encontraba en un bar de Hollywood cuando se vio en vuelto en una pelea según contó a ABC, pero no explicó mayores detalles de por qué comenzó la disputa. Sí reveló sin problema alguno que alguien en el bar lo golpeó en la cara con un vaso de cerveza.

Y no fue un simple corte, porque para cerrar la herida tuvieron que ponerle 140 puntos de sutura y hacer una pequeña cirugía reconstructiva.

¿Vieron? Hablaba en serio cuando decía que Jason había sido todo un chico malo en su época.

HBO

Aunque por sus papeles está claro que no tiene problemas con pelear y dar uno que otro puñetazo, una cosa es actuar y otra pedirle a un amigo que le rompa la nariz en un papel.

Que fue justamente lo que hizo, antes de interpretar a Conan el Bárbaro en la cinta de 2011.

 «Quería tener mi nariz rota para el papel, pero no estaba seguro de cómo conseguirlo. Le dije, tío, tengo una idea. Creo que deberías romperme la nariz, ¿lo harías? Mi amigo simplemente lo hizo muy bien, maldita sea».

-Jason Momoa a ComicBookMovie.

Instagram Jason Momoa

No sé ustedes, pero después de este nuevo conocimiento sobre el rey del océano me siento aún más atraída hacía él que antes. ¿No les pasa lo mismo?

Puede interesarte