Por Ignacio Mardones
25 abril, 2018

El whisky estaba ahí, ella tomó unos tragos y…

Jennifer Lawrence es una mega estrella y en Passengers, una de sus películas, debió filmar una escena subida de tono con Chris Pratt. En ese entonces, esto era nuevo para la actriz. Como nunca había hecho algo así, estaba muy nerviosa en la grabación y no sabía qué hacer para tranquilizarse. La situación era incómoda, pero afortunadamente había whisky y un vaso. Tomarse un par de tragos alivió su estrés, ella lo contó con mucha gracia a finales del 2015:

Posted by Andrea Pereira on Thursday, December 17, 2015

La conversación la tuvo con Seth Meyers en su talk show, ahí mismo ambos compartieron unas copas de vino…

Su nueva película sería Passengers y los fanáticos estaban ansiosos de verla

Jennifer dijo que Chris Pratt es genial, pero aún así no pudo evitar sentirse extraña

Aquí te dejamos una de las escenas:

 

¿Qué te pareció?

Puede interesarte