Por Luis Aranguren
11 febrero, 2020

Es un padre soltero a tiempo completo, pues su esposa lo abandonó.

Un padre estaría dispuesto hasta a dar la vida por sus hijos, son los tesoros que vale la pena guardar y ver crecer. Es por eso que nunca se duda al momento de escoger a qué darle más atención, si a la familia o al trabajo.

Esto es algo que tiene bien claro Matt LeBlanc, sin importar lo famoso que haya podido ser siempre escogió a su familia por encima de todo.

Vogue

Al menos así fue con su hija quien unos meses después de su nacimiento le fue diagnosticada displasia. Una condición que afectó el lado izquierdo del cerebro de su pequeña, dañando huesos y habilidades motoras.

A pesar del diagnóstico, Matt y su esposa de aquel entonces Melissa McKnight hicieron lo posible para sanar a su hija Marina.

Getty Images

Esto le impedía mantener concentración en su trabajo, por otra parte su esposa quizo abandonarlo. Él no podía concentrarse en eso, solo quería cuidar a Marina y velar por su seguridad.

Fue así como decidió alejarse de las pantallas, tomó a su pequeña y la llevó junto a él a su rancho ganadero donde le dio toda la atención que necesitaba según contó a Telegraph.

«Sabía que no me estaba perdiendo nada. Me había metido en el mundo de las celebridades. Había estado de fiesta un poco. Pero no había nada allí que pudiera satisfacerme. Quiero decir, tengo cervezas en la nevera en casa».

-Matthew LeBlanc

Gracias a esa atención su pequeña pudo superar la enfermedad, cada día la veía más recuperada lo que lo hacía muy feliz.

Es por esto que comparten un vínculo inquebrantable hasta la actualidad, él asegura que su hija puede doblegarlo con facilidad y él no se queja. Ahora ha vuelto a las pantallas con algunas series e inclusive se ha reunido con sus amigos de Friends.

Instagram / Emilia Clarke

Aunque siempre nos pareciera que Joe Tribbiani era un hombre irresponsable, resulta que todo lo contrario en la vida real.

Es un hombre capaz de dejar todo por su familia, uno de los valores más dignos de admirar en una persona. Ahora su pequeña está bien, puede andar por sí sola y todo gracias a la atención que recibió en toda su infancia.

Getty Images

Esa clase de padres a la que todo el mundo admira, esperamos ahora pueda alcanzar sus sueños y seguir trabajando en sus metas personales.

Puede interesarte