Por Alvaro Valenzuela
19 agosto, 2015

¡Puso en su lugar a esos ladrones!

John Oliver ha demostrado muchas veces que con su humor e ironía es capaz de destapar diferentes escándalos y encarar a personas y empresas poderosas cuando están haciendo las cosas mal. Esta vez el humorista inglés se fue con todo contra los tele-evangelistas cristianos, que aparecen en muchas cadenas televisivas de Estados Unidos.

Estos señores, en muchos casos, abusan de las personas que los siguen, pidiéndoles dinero para enriquecerse y haciendo promesas falsas, como que curarán enfermedades o les cumplirán sus sueños luego de donar dinero para sus iglesias. Algunos incluso se jactan de lo millonarios que son, algo que seguramente Jesús, a quién le rezan, no estaría muy contento de escuchar:

Posted by Andres Pereira on Miércoles, 19 de agosto de 2015

A modo de burla, Oliver formó una iglesia propia, prometiendo un montón de tonterías bastante divertidas. Lo peor de todo es que, en ese país, lo que está haciendo es legal…

¡Incluso tiene un número real al cual se puede donar!

Ojalá que quienes sean creyentes no se lo tomen a mal, pero creo que deben dejar de donar su dinero a causas falsas. Sobre todo cuando sus pastores se van de safari en su avión privado mientras ustedes esperan por un milagro que quizás nunca llegue…

Puede interesarte