Por Catalina Maldonado
16 octubre, 2020

Su nombre es César Kibler, y este artista proveniente de El Salvador, eligió los bolígrafos pues “están al alcance de la mayoría”, esto sin pensar que lograría retratos únicos y con un alto nivel de detalles. En cuanto al tiempo que demora en realizar uno, dice que mínimo son dos semanas pero que, sin duda, “valen la pena”.

Perseverante, talentoso y autodidacta son las palabras que describen a César Kibler. Un joven de 30 años que ha estado toda su vida aferrado a sus bolígrafos y a la esperanza de convertirse en un artista reconocido, pues no cabe duda que merece ovaciones por el impresionante trabajo que hace a partir de unos simples lapiceros de papelería.

EDH

En conversaciones con Upsocl, el salvadoreño nos cuenta que su carrera comenzó cuando tenía solo cinco años de edad y quien debido a su poco recurso económico, decidió apostar por el dibujo a bolígrafo ya que “están al alcance de la mayoría”. Así, hasta la actualidad, sus dibujos los realiza con lapiceros comunes y corrientes.

Instagram @cesarkibler.art

A pesar de que a, medida que crecía, podría haber cambiado por otros implementos más avanzados para dibujar, no dejó el bolígrafo porque, según cuenta, “es mi medio de expresión artística, y en este momento estoy enfocado en dominar el mismo. Lo escogí también por su complejidad”.

EDH

El bolígrafo es una herramienta de bajo costo y portátil, no es como comprar un set de yeso pastel o pintura para oleos, esas son algunas de las características por las cuales me decidí a utilizarla”, comenta César. La única particularidad es que estos bolígrafos son a base de aceite pero que igual se encuentran fácil en librerías.

https://www.instagram.com/p/Bka6R0Xhpxj/

En cuanto al proceso creativo de sus obras, César nos cuenta que “cada dibujo me toma 2 semanas como mínimo de tiempo en realizarlo, y dependiendo de la dificultad, incluso puede ser más”. Sin embargo, no cabe duda que todo el tiempo que demora vale la pena para tal resultado final que obtiene.

Instagram @cesarkibler.art

Entre personas y animales 

Los modelos que elige para dibujar son variados, pero no salen de rostros de personas o de animales en un primer plano, donde en cada detalle podemos ver la sutilidad, fineza y sobre todo la seguridad que pone en sus obras.

Instagram @cesarkibler.art

Según cuenta, la razón para pintar rostros en específico, es porque son “el reflejo del alma”. Además detalla que los labios y los ojos son a lo que más atención le dedica al momento de crear, ya que son áreas donde las impresiones son difíciles de disimular.

Instagram @cesarkibler.art

Además, no solo se trata tomar los lápices y dibujar, ya que según indica César, después de cada trazo, asea las puntas de sus lápices para evitar derrames de tinta y arruinar su trabajo, porque con solo un error, tendría que volver a comenzar.

Su carrera es prometedora ya que la dedicación, pasión y su talento innato se pueden apreciar a simple vista gracias a su hermosos retratos.

¡Un futuro brillante vemos para César!

Puede interesarte