Por Javiera González Ruiz
22 octubre, 2019

La esposa de Justin se comportó como toda una estratega.

Todos sabemos que hay relaciones amorosas que no funcionan, y si bien la mayoría se termina distanciando tras el quiebre, no es extraño que varios decidan mantener la amistad, pues al final hay muchísima confianza y cariño.

Bien sabe de esto Justin Bieber, que fue capaz de invitar a Caitlin Beadles, su primera novia a su boda.

View this post on Instagram

Because I have a brother, I’ll always have a friend

A post shared by Caitlin Beadles (@caitlinbeadles) on

Me imagino que te estarás preguntando por qué la invitó a ella, con quien tuvo una relación entre el 2008 y 2009, y no a Selena, que fue mucho más importante en su vida y que lo acompañó durante muchos años…

Bueno, tal vez Hailey tenga algo que ver, pues aunque en algún momento de su infancia fue fan de Selena Gómez, ahora que está casada con su ex, no la quiere para nada en su vida.

View this post on Instagram

the most perfect day with my person 🙂

A post shared by Hailey Rhode Bieber (@haileybieber) on

No sucede lo mismo con Caitlin, pues el noviazgo que tuvo Bieber con ella fue hace muchísimos años y eran solo unos niños.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Sin embargo, Justin siempre se ha mantenido cercano a Caitlin porque es muy amigo de su hermano, entonces los invitó a ambos a su boda religiosa con Hailey Baldwin, a la que -según testigos- no asistió ninguna otra ex del cantante.

Y al parecer Hailey, para asegurarse de que no ocurra nada entre Justin y Caitlin, se acercó demasiado a la chica, al punto que ambas se siguen en Instagram e intercambian “likes” constantemente.

View this post on Instagram

Vacation officially over back to reality

A post shared by Hailey Rhode Bieber (@haileybieber) on

Al parecer es toda una estratega.

 

 

Puede interesarte