Selena parece que no estuvo invitada a la salida.

La relación que hay entre un hijo y su madre es especial y en muchos casos, se crea un vínculo muy fuerte. A veces podemos alejarnos por períodos largos o cortos de nuestra madre, pero al final siempre volvemos a ella. Es que no hay como el amor de madre, y Justin Bieber sí que sabe de eso.

Como ya sabíamos ambos compartieron unas adorables vacaciones en las Islas Maldivas, lo estaban pasando de maravilla hasta que Pattie, la mamá de Justin, se rompió el pie. Pero su hijo fue al rescate, mimándola y dándole masajes para los pies. Igual ya están de vuelta en Los Angeles, y extrañamente, de este año no hemos visto ninguna foto de Justin y Selena desde su sesión de yoga el 3 de enero. Pero sí que hemos tenido noticias del cantante y su madre.

El pasado 24 de enero Justin llevó a su madre a uno de sus lugares favoritos, al cual suele llevar a Selena: se trata de su amada iglesia Hillsong. Paparazzis vieron al cantante con una sudadera amarilla neón y un gorro hacia atrás. Sin embargo, la estrella los engañó al salir por otro lugar mientras uno de sus amigos vestido igual que él salía por la puerta delantera empujando la silla de ruedas de su madre.

Esperemos que las cosas entre Justin y Selena estén bien y pronto tengamos fotos de la pareja.

Puede interesarte