Por Augusto Catoia
3 enero, 2018

Después de una alocada celebración de Año Nuevo, las cosas parecen complicarse nuevamente.

Apenas comenzó el año, lleno de esperanzas y reflexiones para el nuevo capítulo llamado 2018, la historia de la movida relación de Justin Bieber y Selena Gomez ganó un nuevo episodio. Pero no fue de los buenos, ya que el nuevo año comenzó de la peor manera para ambos: tras una épica pelea en un avión, ni siquiera se miraron a la cara.

¿Acaso esto significará OTRO quiebre más para ambos?

Backgrid

Según reportó la página The Blast, la pareja estaba junto a unos cinco o seis amigos en un jet privado, viajando juntos a casa desde Cabo de San Lucas, en este 2 de enero.

Y apenas salían del avión, Justin y Selena comenzaron a discutir fuertemente y cada uno se fue para un lado. No hubo abrazo, beso ni despedida alguna: cada uno simplemente se fue, como si ni estuvieran saliendo tanto…

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

A esto, además, se suma el hecho de que la familia de Selena no aprecia a Justin. De hecho, ocurre al revés y eso significa que su problema con la familia puede empeorar.

Mandy Teefey, la madre de Selena, llegó a estar tan ansiosa que fue a parar al hospital y, además, sólo hace poco tiempo madre e hija volvieron a compartir cosas una con la otra en redes sociales.

Adolescentes

Eso sí, y aunque la pelea fue dura, lo más probable es que la pareja no caiga.

«Ellos no van a terminar, pero se enojaron porque él quería que ella se fuera a casa con él y ella no quería hacerlo. Él estaba molesto porque los dos no tuvieron suficiente tiempo a solas en Cabo y ella pensó que él no quería estar con los amigos de ella. Así que se pusieron nerviosos y se produjo un altercado después del vuelo. Solo estaban probando botones y se enojaron entre ellos, pero no es una pelea en la que se separen», aclaró una fuente cercana a Hollywood Life.

Backgrid

¡Vamos, Justin y Selena! Hagan las paces de una vez, para que 2018 sea aún mejor para ustedes que 2017.

Puede interesarte