Por Luis Aranguren
29 diciembre, 2021

Más de 4 millones de dólares le salió poder ver a su ex todos los días. Es normal que la socialité se sienta perseguida.

En ocasiones las cosas no suceden como esperamos durante una relación, simplemente terminan y debemos seguir adelante con nuestras vidas. Pero no siempre la otra persona lo acepta y hace lo posible por volver, este parece ser el caso de Kanye West y Kim Kardashian, siendo el primero el que busca a su exesposa.

La cuestión es que está llevando todo al extremo, esto porque compró una casa justo al frente de la que tiene Kim en la actualidad y a donde a diario la visita su novio Pete Davidson.

Getty Images

Aunque se presume que es para ser un copadre de calidad y tener a sus hijos cerca, a muchos les pareció una exageración en lo que a la ubicación se refiere. Según el Daily Mail, la casa costó alrededor de 4 500 000 dólares y cuenta con más de 3650 pues cuadrados.

Lo que tiene a los fans pensando sobre sus ganas de volver con Kim Kardashian, es que durante un concierto con Drake, improvisó la letra de “Runaway”, diciendo: “Necesito que corras de vuelta a mí, más específicamente a Kimberly”.

Backgrid

Aunque ya todos los papeles están listos en lo que a divorcio se refiere y Kim está saliendo con otro hombre, raramente no ha quitado de su Instagram el apellido de “West”. Así que no todo está perdido, tal vez en su mente exista la posibilidad de volver a ser una familia.

Lo cierto es que los gustos en la familia Kardashian están cambiando, ya no se trata de personas raperas de color, extrañamente Kim y Kourtney están saliendo con hombres parecidos.

Backgrid

Algunos acusan que todo se debe a la “mamáger” de Kris Jenner, en una de sus jugadas maestras para tener a su hija en la palestra y el ojo público. Como todo sabemos, la matriarca ha sabido mantener a flote a sus hijas y como dijo cuando el video privado de Kim se publicó: “Como madre me molesta, pero como manager es una gran oportunidad”.

Backgrid

Aunque esto no parece ser un freno para Kanye West, ahora viven en frente y aunque son casas gigantes, probablemente se reencuentren un par de veces, solo quedará esperar y ver qué pasará.

Puede interesarte