Por Ronit Rosenberg
17 enero, 2018

La pareja pagó 45 mil dólares por un viente de alquiler.

La celebridad más famosa del clan K y su marido el rapero Kanye West tuvieron a su tercer hijo. Esta vez Kim no pudo cargarlo, después de dos embarazos muy complicados debido a que se le diagnosticó placenta previa.

Y bueno, como todo lo relacionado a las Kardashians nunca puede ser normal, la noche antes del nacimiento, Kim y Kanye decidieron salir a disfrutar la noche del domingo por Los Ángeles.

Splash News

Kim estupenda con una melena rubia, ondas naturales y su icónico e infaltable contour, saludó amablemente a los paparazzis y no pudo contener su máxima felicidad. No cabe duda que esperaba con ansias el nacimiento de su tercera hija, hermana menor de North y Saint. Lamentablemente no podemos decir lo mismo de Kanye, quien más que un futuro papá dichoso parecía un niño amurrado y enojado.

Splash News

Le pagaron 45 mil dólares a una madre sustituta y el lunes, después de una larga y mediática espera, nació la bebé muy sana de 3,4 kilogramos.

«Kanye y yo estamos felices de anunciar la llegada de nuestra sana y preciosa niña. Estamos increíblemente agradecidos de nuestra madre sustituta quien hizo nuestros sueños realidad dándolos el regalo más grande que uno puede dar, a nuestros doctores y enfermeras por su especial cuidado. North y Saint están muy emocionados de recibir a su hermana pequeña», escribió en un comunicado.

Splash News

También ya lo dio a conocer en su Instagram, donde tiene 106 millones de seguidores, expectantes por conocer una foto de la pequeña nueva integrante.

#momofthree

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

¿Cómo reaccionará North? Esperamos sea más simpática con su nueva hermana que con Saint…

Puede interesarte