Por Andrea Araya Moya
22 mayo, 2017

En el matrimonio de Pippa.

Apenas cometemos un error o nos nos comportamos de manera adecuada, de inmediato nuestra madre sale al paso a regañarnos y a hacernos entender las cosas que hicimos o estamos haciendo mal. Todos lo hemos pasado alguna vez en la vida. Y ni siquiera un príncipe se salva. El pequeño George puede ser muy importante y ser parte de la familia real más famosa. Sin embargo, nada de eso lo salva del regaño de su mamá, Kate Middleton.

Recientemente la hermana de Kate, Pippa, contrajo matrimonio en una boda de ensueño y los príncipes George y Charlotte cumplieron la labor de ser pajes de la ceremonia. Pero algo salió mal, pues Kate se llevó a ambos hermanitos hacia un costado porque, al parecer, el príncipe George estaba teniendo una rabieta que Kate no dudó en controlar con un regaño. Un regaño real.

ABC

Ni siquiera un príncipe se salva.


Kate estaba realmente enojada

Vantage News

Y George se veía un poco agobiado

Vantage News

Pero luego volvió el cariño de mamá

James Veysey

Y George se tomó el protagonismo en la ceremonia

Getty

¡Fue el más adorable!

Getty

Y probablemente entendió que era mejor portarse bien.

Te puede interesar