Por Leonardo Granadillo
30 junio, 2020

Si bien todo está superado, se reconciliaron y hasta esperan una hija juntos; hace tres años el final pudo ser distinto. Su familia y amistades fueron claves.

Lo que hoy vemos como una alegría contagiosa, hace poco tiempo pudo ser una catástrofe. Katy Perry y Orlando Bloom son la pareja ideal para muchos, dos famosos millonarios y talentosos artistas. No obstante, también tuvieron sus momentos duros.

La cantante se enamoró del actor de Piratas del Caribe en 2016, tuvieron una separación breve en 2018, pero tras solventar sus diferencias se reconciliaron. Ahora, tienen una boda a la vuelta de la esquina y a su primera hija a la espera.

AP

La pareja generó revuelo hace algunas semanas tras explicar que su bebé elegirá su propio nombre cuando nazca, algo bien original por decirlo de alguna forma.

En una entrevista con la emisora Sirius XM la estrella pop repasó su mal momento de hace tres años. Cuando se combinó su ruptura con Orlando Bloom junto al fracaso de su disco Witness, su estado anímico se derrumbó totalmente.

Getty Images

«La gratitud es lo que probablemente me salvó la vida, porque de no ser por ella me hubiera visto más y más arrastrada a ese pozo de tristeza»

Katy Perry a Sirius XM

El nivel de depresión fue tan bajo que hasta se temió por su vida, afortunadamente, el apoyo de sus familiares y amigos, la ayudaron a seguir adelante y el tiempo terminó dándole un giro bien agradable a su vida. Si bien nuestra fortaleza mental no debe depender de nadie, da gusto que Katy haya podido superar la situación y tener su ‘final feliz’.

Se espera que su hija nazca el próximo mes de agosto de este mismo año, la pareja Bloom Perry se mantiene muy activa en las redes sociales muy feliz, dejando ese mal momento en el pasado.

https://www.instagram.com/p/CATbzU7HEet/

A veces creemos que por tener dinero, los famosos lo tienen todo. Cualquiera es vulnerable a crisis emocionales, hay que refugiarnos en aquellos que nos quieren sin pena.

Puede interesarte