Por Antonio Rosselot
25 agosto, 2020

Perry reflexionó sobre el golpe de humildad que recibió al ser relegada de la élite del pop. Además, habló de su nuevo disco y su intenso embarazo en pandemia.

Hubo un tiempo en el pasado cercano en que Katy Perry fue sinónimo de Michael Jackson. No tanto por su talento musical y ciertamente menos por su aspecto, sino que porque la artista californiana destrozó los récords y rankings de la música pop con himnos modernos como Teenage Dream, Firework Roarentre otras canciones.

Sin embargo, este éxito tenía una fecha de vencimiento. Hace tres años lanzó Witness, su cuarto trabajo de estudio, pero éste no tuvo ni una porción del éxito de sus discos anterioresTeenage Dream Prism—. 

La popularidad de Perry comenzó a decaer rápidamente, mientras otros artistas más jóvenes y debutantes se tomaban la escena musical y ella era lentamente relegada. Por lo mismo, la cantante aprovechó para reevaluar su carrera y las satisfacciones que obtenía de ella, cosa de compararlas con lo perjudicial.

“En 2017 y 2018 pasé por una revisión de mi ego y reprioricé lo que era importante y también mi asociación con la validación, o mi relación con la validación. Simplemente ocurrió un cambio en mi vida y mi carrera. Ya no estaba llegando tan alto por mi propia cuenta como solía hacerlo, como que había alcanzado la cima de la montaña. Había visto la panorámica y me había acostumbrado a ella. Así que claro, el universo decidió venir y decirme ‘Muy bien cariño, vamos a resolver esto'”.

Katy Perry a AP

Y fue justamente el descenso de esa montaña el que ayudó a Perry a construir la artista que es hoy en día, tanto en su faceta artística como también en sus facetas espiritual, emocional y psicológica. Este viernes 28 de agosto se lanza su nuevo disco Smile, el que es un resumen de todo el proceso que hizo en los últimos años y que le permitió “encontrar y recuperar” su sonrisa perdida.

En entrevista con The Associated Press, Perry entró en detalles sobre los pormenores del nuevo disco, su tiempo en cuarentena y su reflexión sobre lo que es realmente importante y vale la pena mantener en estos días revueltos.

Smile, la canción que da el título al disco, abre con el verso: “Comí un trozo de pastel de humildad / Esa revisión del ego me salvó la vida”. Katy explicó a qué se refería con esa frase.

“No soy invencible, no soy perfecta. Me he dado platanazos muchas veces y he aprendido de ese crecimiento (…) no me gusta necesariamente evitar o ignorar, simplemente me gusta aceptar y asumir. Creo que uno tiene la opción de apartarse un poquito de la situación y decir ‘OK, ¿qué voy a aprender de esto? ¿Cuál es la lección? ¿Dónde está el crecimiento?'”.

Katy Perry a AP

A su vez, Perry se refirió también a este período de pandemia, el que le permitió establecer bien sus prioridades y concentrarse en sus padres, su novio y el embarazo de su primera hija, que nacerá en cualquier minuto.

“Rayos, la vida me está lanzando una bola curva y, ‘¿qué es valioso para mí ahora? ¿Qué es realmente importante?’. Uno empieza a pensar: ‘Ya, esto es lo que importa. Olvídate de todo lo innecesario y hasta de tu carrera. Tengo que cuidar de mis padres, tengo que cuidar de ellos’. Y creo que todo el mundo cambió un poco de velocidad”.

Katy Perry a AP

Finalmente, Perry habló de su comentado embarazo y del futuro de su relación con el actor Orlando Bloom, siendo ambos una pareja de la que se esperan grandes —y bellas— cosas.

“He estado muy activa. He hecho de todo. Voy a cada reunión por Zoom. Soy una mamá en movimiento, estoy de promoción. ¡No vayan a decir que no trabajé duro! ¡Creé una vida, estoy haciendo mi parte! (…) [Con Orlando] tenemos ideas de boda, pero cualquiera que haga planes en 2020 está un poquito ‘LOL’. Están pasando tantas otras cosas terribles. Lo que esperamos ahora es sólo un bebé sano y seguro”.

Katy Perry a AP

Y así se toma las cosas Katy Perry hoy en día, con ánimos renovados y una maternidad que tiene a todo el mundo expectante.

Pero lo más importante es que se la nota tranquila y en paz con su vida, lo que puede ser muy difícil de lograr para un/a artista de ese calibre. ¡Bravo!

Puede interesarte