Por Antonio Rosselot
23 julio, 2020

Al ser vista usando esta prenda, criticaron a Perry por avalar una industria injusta; no se sabe cuánto dinero fue hacia la comunidad indígena que la fabricó.

Katy Perry ha estado bajo el constante foco de la opinión pública y la prensa desde los inicios de su carrera, pero ahora que será madre, las cámaras se multiplicaron para verla funcionar con la panza enorme.

Sin embargo, una de sus últimas apariciones en la vía pública —y a pocas semanas de dar a luz— causó algo de estupor en sus seguidores de México.

CA Posts

Captada en una visita al supermercado hace unos días, la cantante estadounidense llevaba puesto un huipil tradicional bordado por artesanas de San Juan Colorado (Oaxaca), de color azul y con detalles en otros tonos.

Todo bien hasta ese punto, pero resulta que el diseño es vendido por la firma Pippa Holt, de una diseñadora australiana.

Holt lanzó su negocio en 2016, en alianza con artesanos textiles del sur de México. Los huipiles son vendidos en línea bajo el nombre de kaftans y cada prenda tiene un diseño único, lo que hace que su precio suba muchísimo.

Pippa Holt

«Ayudamos a crear unos hermosos diseños con textiles ancestrales, siempre con respeto y trato justo para las creadores originales de estos elementos, quienes se han beneficiado de nuestra ayuda. Operamos desde una posición de profundo respeto por la cultura mexicana. Somos apreciadores culturales, no apropiadores. No dictamos; co-creamos».

Descripción de las prendas en sitio web de Pippa Holt

El tema es que sabemos cómo funciona la industria de la moda y las precarias condiciones en que trabaja su mano de obra.

En la página de Holt no se detalla el porcentaje de la venta que va a las artesanas mexicanas; para un huipil que vale más de 16 mil pesos mexicanos —unos 715 dólares—, ese porcentaje podría ser muy significativo.

Pippa Holt

Muchos usuarios criticaron a Perry por su elección y por el hecho de que se comercialicen estas prendas bajo la etiqueta de alta costura, poniendo además en duda que las comunidades indígenas donde se fabrican reciban un pago justo por su labor. 

Es muy importante que exista una conciencia y una ética a la hora de vestirse. Muchísimas marcas tienen personal subcontratado en distintos países de Asia, a quienes se les paga un sueldo muy bajo para la cantidad de prendas que hacen diariamente.

CA Posts

Es un sistema tremendamente injusto que no puede seguir avalándose, así que se necesita más transparencia de parte de las marcas respecto al origen y ética de sus productos. Y claro, Perry también tiene que asegurarse de cumplir con el ejemplo e investigar la historia de estas prendas tan exclusivas. 

Pero fuera de toda polémica, la cantante se veía tan guapa como siempre, con su estómago enorme a punto de estallar. ¡Les traeremos más detalles de su embarazo apenas sepamos!

Puede interesarte