Por Pablo Román
16 mayo, 2018

Si yo fuera Orlando Bloom les aseguro que besaría sin querer a mi suegra.

No lo sé, pero casi todos los hijos se parecen a sus madres. Y es de esperar, se trata de la genética y el Ácido Desoxirribonucleico, o ADN, donde la mitad de los genes que heredamos los obtenemos de nuestra mamá y la otra parte del padre. Sin embargo, nunca nos dejamos de asombrar de las similitudes.

Por ejemplo, Kris Jenner y Kim muchas veces son 2 gotas de agua.

AP

O Reese Witherspoon con su hija.

Instagram

O Madonna con Lourdes.

AP

O yo con mi mamita.

Pinterest

Ahora, en un intento desesperado por llegar a ser serio alguna vez. Compararé una actriz que es una gato de agua con su progenitora: Katy Perry.

Ella es Katy Perry:

Backgrid

Debajo de lo que parece ser una máscara fácil, está el rostro de la cantante.

Pero si les muestro a su madre, estoy seguro de que se confundirán.

Backgrid

Sí, podría decir que son casi hermanas.

Backgrid

Misma nariz.

Backgrid

Mismos anteojos de sol.

Backgrid

Misma boca.

Backgrid

Misma mascarilla.

Backgrid

Estoy casi seguro de que pensaron que les mostraría el verdadero rostro de ambas.

La verdad es que madre e hija decidieron ir a hacerse un tratamiento facial. 

Pero no, sólo les diré que las busquen el Google.(Soy un niño malo y merezco su castigo).

Puede interesarte