Por Lucas Rodríguez
9 enero, 2020

El actor tiene fama de normal y tranquilo, pero ni la personas comunes y corrientes son capaces de comer un helado con ese relajo.

Estamos acostumbrados a que las celebridades dispongan de su relación con el mundo real de una de dos maneras: o resguardan su vida privada todo lo posible de la lente de los paparazzi y los medios de espectáculo, mostrando solo lo que ellos quieren que veamos, o se van por la ruta contraria, abriendo su vida como un libro para que todos puedan ver y enterarse de los detalles más comunes y a veces, mugrientos.

Pero dentro de esas dos opciones, hay una tercera oculta. Una especie de asterisco. Se trata de las celebridades que logran crear una especie de mito en torno a sus vidas fuera de la pantalla grande. Con la mayoría de los demás, estamos acostumbrados a suponer que los momentos en que los vemos frente a las cámaras, son los momentos en que se transforman en personajes increíbles y misteriosos. Pero este pequeño club de celebridades nos hacen creer lo contrario: que son sus vidas comunes y corrientes las que les ofrecen más sorpresa y momentos fuera de lo común. Lo peor es que tampoco parecen esforzarse mucho para lograrlo.

@happynibbamoy

Bill Murray es sin dudas el rey de esto: el actor y comediante es visto en muchísimas ocasiones entre los mortales, cruzándose en sus juegos de beisbol, asistiendo a sus fiestas (donde luego se ofrece a ayudar con la lavada de platos), o compartiendo mesa con desconocidos en restaurantes (donde luego se ofrece a pagar la cuenta de todos). Pero un nuevo retador ha llegado por la corona de Bill. Es nada menos que el favorito de Internet, Keanu Reeves.

@happynibbamoy

De acuerdo a algunos reportes de internet, Keanu se encuentra en el norte de California comenzando las filmaciones de la 4ta entrega de Matrix. Esto no significó que el actor no tuviera tiempo para salir al mundo real, de esa manera que solo él (y Bill Murray) saben hacer. 

@happynibbamoy

Alguien en Twitter fue rápido para sacarse su cámara y grabar el momento. Como si fuera el avistamiento de un leopardo de las nieves u otra especie difícil de ver, lograron captar el momento exacto en que un Keanu muy tranquilo, sentado sobre un borde, le da la primera mascada a su helado. Así es, Keanu Reeves fue visto en la calle, comiéndose un helado por sí mismo. 

@happynibbamoy

Tenemos seguridad que esta no será la última vez que veremos a Keanu en el mundo real. Que Bill Murray mejore su juego. 

 

 

Puede interesarte