Querido Keanu, sólo quien en realidad te admira, sabe todo lo que tuviste que sufrir para estar donde estás 👏

Poco sabemos sobre el camino hacia la fama que deben atravesar algunos artistas, unos simplemente tienen padres en el medio, otros contaron con la fortuna de ser apoyados por grandes exponentes, mientras que algunos tuvieron que venir desde bien abajo para llegar a lo más alto.

Ojo, con esto no queremos decir que quienes ‘arrancaron desde arriba’ no lo merezcan, pero si debo confesar que me da más gusto cuando alguien que sufrió mucho, tiene sus recompensas. Como Keanu Reeves, quien recientemente puso sus huellas y su firma en el cemento del Paseo de la Fama de Hollywood.

EFE

Para quienes no lo saben nació en Líbano, fue un niño inmigrante que tenía que ver como su padre golpeaba su madre y los abandonó. Tiempo después por medio de su padrastro, entró en el mundo del arte y el espectáculo como asistente de producción a los 15 años.

En los 90′ comenzaría sus pérdidas, su mejor amigo River Phoenix (hermano de Joaquin Phoenix) muere por sobredosis, en 99 moriría su hija, en 2001 su ex-esposa y amor de su vida Jennifer Syme.

Su hermana fue diagnosticada con cáncer, y a pesar de todo eso que lee Keanu siguió adelante, nunca se derrumbó. Hoy el actor reconocido por Matrix y John Wick disfruta de un homenaje junto a algunas de sus amistades como Halle Berry y Laurence Fishburne.

AFP

«Es un gran honor estar aquí y ser invitado a este excepcional, histórico y mágico lugar» dijo a los presente Reeves según EFE

A sus 54 años sigue brillando en el séptimo arte, su conmovedora historia, su lucha, y su talento le han valido para ser reconocido por Hollywood y por nosotros sus fans, ya tiene un lugar en nuestros corazones.

EFE

Puede interesarte