Por Pamela Silva
8 febrero, 2019

Quería que todo el mundo la conociera y escucharan su música, así que decidió permitir que todos nos burláramos de ella y su feo tatuaje de Harry para conseguirlo. Lo que hace la gente por cinco minutos de fama 😑😑😑😑

Hasta hace unas semanas, nadie sabía quien era Kelsy Karter, una cantante de Nueva Zelanda que había hecho una canción sobre Harry Styles a la cual nadie conocía. Y ella sabía que seguiría siendo así, que seguiría sin ser conocida a menos que hiciera algo radical para llamar la atención.

Y lo logró, haciendo el acto de estupidez más grande de la humanidad: tatuarse a Harry Stles en la mejilla.

El punto es que ese “tatuaje” que dio la vuelta al mundo y del que todos escribimos, llamándola ridícula y riéndonos de su obsesión, resultó ser mentira.

Instagram @kelsykarter
Instagram @kelsykarter

Kelsy nunca se tatúo a Harry en la mejilla, fue todo un plan para hacerse famosa y que logró realizar al aliarse con Romeo Lacoste, quien efectivamente es un tatuado muy reconocidos de varias celebridades.

La confesión la hizo a través de un video de YouTube en el cual reveló las razones que la motivaron a hacer el engaño y sobre todo, lo orgullosa que estaba de que efectivamente funcionó.

Porque funcionó, no solo todo el mundo reconoce ahora su nombre sino que muchos escucharon la canción que escribió para Harry y varios medios especializados en música comenzaron a prestarle atención a su música.

Instagram @kelsykarter

Ahora, que tan efectivo sea su plan de promoción a largo plazo es imposible saberlo. ¿Comenzaremos a saber más sobre ella ahora como cantante o será para siempre la chica ridícula que se tatuó de mentira a Harry Styles?

Yo honestamente, creo que será de esas cosas que un par de años un amigo te diga ’¿recuerdas a esa loca que se tatuó a Harry?’ y uno le contará ¡pero si eso fue mentira, nunca fue verdad! y listo, no más recuerdos de Kelsy.

Puede interesarte