Por Maximiliano Díaz
13 febrero, 2018

No todos los días lo reconocen a uno como Ícono de la Moda de la Década.

Todos sabemos que no hay nadie como Kendall Jenner. Su sentido de la moda y su buen gusto la hacen realmente una persona única tanto dentro como fuera del mundo de las pasarelas, y por si a alguien aún le cabe alguna duda, le será muy útil ver el último episodio de Keeping Up with The Kardashians.

@missoni #ad

A post shared by Kendall (@kendalljenner) on

En el capítulo de la aclamada serie, la fabulosa Kendall sufre de una pequeña emergencia en su armario de la que nadie sabía hasta ahora: todo ocurrió durante la Fashion Week de Nueva York 2017. En ésta, Kris Jenner, Kim Kardashian, y Scott Disick viajaron por todo el país para ver a Kendall recibir el importantísimo premio de “Ícono de la moda de la Década” (no sin ir a algunas fiestas y distinguidos eventos, por supuesto).

A post shared by Kendall (@kendalljenner) on

Para el distinguido evento, Kendall tenía un fantástico vestido de tul negro, con un escote asimétrico que dejaba descubierto su hombro; en cuanto a la parte inferior, la falda tenía un largo, una textura y grosor similares a un tutú en su parte delantera, y era más larga detrás.

Nicholas Hunt

La increíblemente hermosa pieza había estado a cargo de Giambattista Valli, y por si eso fuera poco, la modelo de 21 años también saldría al escenario con joyas Lorraine Schwartz. Kendall era la viva imagen de la perfección cuando fue fotografiada en el evento y en la entrega de su premio.

Lo que muchos de nosotros no sabíamos, es que ese look había pasado por una gran emergencia antes de llegar al evento. La espalda del vestido se había abierto solo unos momentos antes de que Kendall saliera del hotel.

family xmas card DAY 12 @elirusselllinnetz

A post shared by Kendall (@kendalljenner) on

Así se deja ver en el episodio de la famosa serie cuando la modelo llega a la habitación del Four Seasons para decirle a su familia, literalmente, que su vestido está roto:

“Mi vestido se rasgó. La cremallera entera se deshizo, así que Marni me cosió”.

Kendall se refería a su estilista Marni Senofonte, quien, al parecer, también es su amiga en los apuros. Ante esto, su madre Kris solo respondió que ama las emergencias de moda.

Y así es como llegamos a ese increíble resultado final: a veces hay urgencias en el armario (y ni el clan Kardashian se salva de esto), pero alguien como Kendall definitivamente sabe cómo superar esas situaciones.

Puede interesarte