Por Fernanda Peña
7 junio, 2017

No me pregunten dónde quedó el sentido de la estética, la gente paga lo que sea por esta prenda.

Hace apenas una semana que Kylie Jenner anunció en su cuenta de Instagram que estábamos ad portas de ver la segunda colección athleisure: DropTwo, en la tienda online que dirige junto a su hermana Kendall. Pero nadie imaginó jamás que, en tan poco tiempo, hubiera una prenda que se vendiera de manera tan escandalosa.

La colección DropTwo, desde ya disponibles en su página oficial Kendall-Kylie.com, está plagada de artículos y prendas de uso cotidiano, como los forros para el celular, gorros, corsés, faldas, sujetadores, bodies en todos los colores, zapatillas, botas, camisetas y el clásico de las Kardashian: los vestidos de látex. Artículos que van desde los $ 25 a los $ 395 dólares.

Kendall + Kylie
Kendall + Kylie

Pero la revista Hola! descubrió que Kendall y Kylie se quedaron sin stock de estos dos artículos, y es probable que si te das un paso por su página, descubras que ya tienen el cartel de “Agotado”

Kendall + Kylie

Primero, las gafas de sol Vivian Extreme. Una montura diseño futurista, sólo disponible en color negro. La sola unidad costaba $100 dólares.

Kendall + Kylie

Y segundo, este par de pantalones horrorosos de silueta extra grande y de tiro alto llamados Paperbags, que estaban disponibles en color gris y amarillo.

¿Qué estaba pensando la gente cuando compraba estos pantalones? Ni idea, pero si de algo podemos estar seguros es que con la rápida venta de su colección, Kendall y Kylie se coronan como las reinas de la tendencia athleisure.

¿Qué te parece la nueva colección?

Te puede interesar