Por Daniela Morano
21 abril, 2017

Ellas lo odiaban.

Todos podemos imaginar que la vida de Kendall y Kylie Jenner no era como la vida de cualquier niña ni adolescente. No sólo no debían cumplir las típicas tareas como ordenar su habitación, sacar la basura, lavar los platos, etc. sino que además, Kris Jenner, su madre y manager, se aseguraba de que se hicieran la manicure una vez por semana. Según las hermanas, era tanto, que eventualmente se convirtió en una obligación rutinaria de la que ya no querían ser parte.

Kylie le dijo a la revista People que “las odiaba porque me quitaban mi tiempo de juego”.

Coral

A post shared by Kylie (@kyliejenner) on

Para ambas parece ser un tema delicado aún pues cuanto les preguntaron al respecto durante el festival Coachella, Kendall respondió: “Mi mamá nos obligaba a hacernos la manicure. Le pagaba a una estilista para que viniera una vez por semana”.

A post shared by Kylie (@kyliejenner) on

Kylie sin embargo, admite que ella aún toma hasta 5 horas arreglándose las uñas actualmente.  De hecho admitió mantener la rutina de su mamá y una estilista va a su casa en Hidden Hills un vez por semana.

Por su lado, Kendall admitió que les dedica menos tiempo, aunque en cámara siempre se puede ver que están perfectas.

last night @lorraineschwartz

A post shared by Kendall (@kendalljenner) on

Si bien estamos de acuerdo con que hay que mantener ciertos cuidados, parece un poco extremo obligar a niñas a pintarse las uñas.

Y tú, ¿Cuántas veces por semana te cambias el color de tus uñas?