Por Pamela Silva
8 agosto, 2018

La verdad es que la razón es completamente distinta.

Desde que nació True Thompson, la primera hija de Khloé Kardashian con el basquetbolista Tristan Thompson que no hemos visto ni una sola imagen de la pequeña en la que no aparezca con algún filtro de Snapchat. De hecho, al principio todos pensamos que la pequeña True tenía pecas.

Pero nunca tuvo pecas, eran solo los filtros.

Hace un par de días Khloé volvió a subir una fotografía de True a su Instagram, y aunque en esta ocasión no tenía pecas, florecitas u orejas de ciervo, también estaba usando un filtro.

Instagram Khloé Kardashian

Si se fijan en los ojos, siempre que tengan ese brillo especial y muy anormal -y que lo tiene cada una de las fotos de True- es porque la foto se sacó usando algunos de los filtros de Snapchat y otras aplicaciones similares.

Aunque True luce adorable y nadie puede negarlo (de hecho, la mayoría de los comentarios en su Instagram son de lo adorable que luce la pequeña), también hay algunos que han mostrado cierta “preocupación” por la “obsesión” de Khloé de usar filtros en su hija.

Instagram Khloé Kardashian

En las fotos de su hija algunos de sus seguidores han dejado comentarios sobre lo “enferma” que está Khloé por “transformar a su hija en algo que no es”, mientras que otros piensan que el hecho de que use tanto filtro es porque no le gusta como luce la pequeña.

(Incluso algunos creen que la Kardashian ya estaría pensando en cirugías estéticas para la pequeña).

https://www.instagram.com/p/BirXhidBTo0/

Pero la verdad está muy alejada de todo esto. Estemos de acuerdo o no con su técnica, lo que hace Khloé al publicar imágenes de su hija con filtros -y que es lo mismo que hacen Kylie y Kim con sus hijas recién nacidas- es tratar de proteger su identidad.

Así es, como usan tantos filtros ninguno de nosotros sabe cómo luce realmente True y según People, eso es justamente lo que las Kardashian-Jenner pretenden. Darles algo de privacidad a los pequeños mientras puedan.

Puede interesarte