Por Camila Cáceres
1 junio, 2017

¡Es sólo una bebé!

Khloé Kardashian siempre se ha distinguido entre sus hermanas. Primero con la triste y ridícula etiqueta de la hermana “fea” o “gorda” (cosas que JAMÁS fue), pero que sólo logró darle con el tiempo una coraza emocional gigante contra las críticas. Esa inteligencia emocional brilló cuando en lo peor de su divorcio con Lamar Odom, encontraron al jugador de la NBA con una aparente sobredosis que le dejó en coma por cuatro días, y Khloé detuvo todo el proceso para apoyarlo antes de separarse definitivamente.

Khloé también dio un giro a su vida y comenzó a dedicarse a su salud. Ahora está obsesionada con el gimnasio y la comida sana.

Actualmente dirige un programa llamado Revenge Body o El cuerpo de la venganza, que motiva a personas con sobrepeso a usar la rabia de ser discriminados o incluso abusados por la forma de su cuerpo como energía para cambiar su estilo de vida, más emocional que físicamente.

Lamentablemente no podemos hablar tan bien de otros miembros de su familia: Rob Kardashian y su relación con Blac Chyna fue fuente de controversias preocupantes. Malos tratos, insultos, robos— ¿Qué no distinguió a la infame pareja? Sería casi gracioso, de no ser porque tienen una pequeña bebé llamada Dream, que se merece, como todos los niños, crecer en un hogar estable.

En un capítulo reciente de Keeping Up With The Kardashians, Rob admitió una triste verdad:

“Quiero ver a Dream crecer. Quiero verla crecer y pasar tiempo con ella todos los días. Quiero que mi familia este junta. 

He estado tratando de que funcione, pero ya no estoy seguro de que eso pase”.

El rumor es que Rob y Blac Chyna estarían preparándose para una batalla campal por la custodia de su hija y a pesar de la vida de excesos que lleva la mujer realmente llamada Angela Renée White, es poco probable que Rob haga realmente el esfuerzo de luchar en la corte por su hija.

Sin embargo, habría una persona dispuesta a luchar por la niña hasta las últimas consecuencias… pero por un precio que puede ser demasiado alto.

Aparentemente, Khloé Kardashian quiere adoptar a Dream como su hija.

No le parece que Chyna o Rob estén realmente preparados o siquiera dispuestos a velar por lo que realmente necesita la niña y quiere el poder para interceder formalmente por ella.

Y está abierta a negociar los términos que Blac Chyna pueda ofrecer, lo que no le cayó muy bien a Kim Kardashian o Kris Jenner, quienes hace no mucho intercedieron legalmente para que Chyna no pueda hacer uso del nombre Kardashian como marca.

Quizá Khloé pueda cambiar eso.

El otro que estaría preocupado por la situación es Tristan Thompson, el novio de Khloé, quien no estaba considerando aún la posibilidad de casarse y mucho menos tener hijos.

Lo único seguro es que el futuro de Dream es demasiado incierto para una bebé tan pequeña.

¿Qué te parece?

Puede interesarte