Por Pamela Silva
29 junio, 2018

Según ella ha perdido demasiado de su tiempo sacándose fotos así que ya no le gustan… ¿quién la entiende?

Kim Kardashian es, objetivamente hablando, la reina de las selfies (título que solo podrían pelearle alguna de sus famosas hermanas). La estrella de reality show ha construido toda una carrera, fama e imperio millonario solo en base a ella misma, a ser idolatrada solo por ser Kim Kardashian y no por algún talento en especial (como actuar o cantar).

Y claramente, las selfies son parte importante de ese imperio que ha creado junto a su familia. Así que cuando comentó que había renunciado a ellas, fue bastante impactante para todos.

Durante una entrevista con el programa británico This Morning, Kim le comentó el periodista Sam Rubin -cuando este preguntó si podían sacarse una selfie juntos- que ese tipo de fotografía simplemente “ya no le gustaban”.

 “Ya no me hago selfies. Realmente no me gustan. No se trata de sentarse por ahí y hacerse fotos a sí misma. he gastado mucho tiempo de mi vida haciéndolo.

Quiero pasar más tiempo en la vida real. No me importan las fotos, simplemente ya no utilizo mi teléfono tanto como solía”. 

Y si miramos su Instagram, la verdad es que Kim llevaba bastante tiempo sin subir fotos que fuesen “selfies”, así que no había razón para no creer en la sinceridad de su nueva filosofía (que aunque nos pudiese parecer rara, era más que válida).

Instagram Kim Kardashian

Sin embargo, hecho por la borda toda su declaración porque la última foto que subió a su cuenta de instagram es… una selfie. Y no cualquier selfie, de esas donde se ve el teléfono porque es una foto a un espejo -si me preguntan, la selfie más selfie de todas-.

WTP

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Personalmente, me parece que el tema aquí no es que Kim haya renunciado por completo a las selfies como declaró en la entrevista, sino que quizá simplemente no quería sacarse una foto con el periodista y no encontró nada mejor que inventar toda una filosofía nueva de vida para excusarse. Y como suele pasar, cuando uno hace esas cosas, termina arruinándolas más que si hubiese dicho la verdad.

Y sí, se que posiblemente no sea esa la razón, pero fue lo primero que se me vino a la mente cuando vi la foto, así que sorry not sorry.

Puede interesarte