Por Ronit Rosenberg
7 junio, 2018

La mujer llevaba 21 años en la cárcel por un delito de drogas sin violencia. No tenía antecedentes previos.

Hace unos días la fotografía de Kim Kardashian con el Presidente Trump en la Sala Oval de la Casa Blanca dio vuelta al mundo. La estrella de televisión había llegado hasta Washington D.C especialmente para hablar con el mandatario acerca de la condena de Alice Johnson, una mujer que había sido condenada a cadena perpetua por un delito de drogas sin violencia.

Twitter Donald Trump

La reunión suscitó muchísimas críticas. Nadie entendía por qué precisamente Kim Kardashian estaba asesorando al presidente sobre una reforma carcelaria. Las redes sociales se incendiaron y dijeron que “Estados Unidos se ha vuelto un show de circo”.

Sin embargo, hay otros que destacaron la buena acción de Kim, invirtiendo sus recursos y sacándole provecho a su fama para aportar a la sociedad. 

AP

Kim relató en su Twitter que apenas conoció la historia de Alice Johnson, llamó a sus abogados para ver cómo la podían ayudar. “Ella merece una segunda oportunidad, al igual que todos los hombres y mujeres en su posición”, escribió. 

¿Quién es Alice Marie Johnson? En 1997 fue condenada a cadena perpetua por estar involucrada en un delito de drogas pero sin violencia y lavado de dinero. Tiene 63 años actualmente, es madre soltera, abuela y bisabuela y ya ha cumplido 21 años en la cárcel.

Sin autor, ayúdanos a encontrarlo

Johnson tenía antecedentes limpios previamente. Era primera vez que faltaba a la ley; un tradicional atenuante que en su caso no tuvo validez, pues le dieron la pena máxima en Alabama.

Ha tenido una conducta intachable pero no pudo aplicar para el atenuante de condena de libertad condicional porque las leyes judiciales no se lo permitían. Su caso quedaba fuera.

En 2017 ella grabó un video desde la cárcel. “Por favor, Estados Unidos, despierta. Es hora de dejar de ‘sobreencarcelar’ a tus propios ciudadanos”, decía. Tras el video, se inició un movimiento de ex reos, quienes llegaron hasta la Casa Blanca -durante el segundo mandato del expresidente Barack Obama- a pedir su indulto. Sin embargo, Obama se negó terminantemente.

A Kim le llamó la atención el video, y tuiteó que lo encontraba “muy injusto”. Desde ese momento comenzó a trabajar con su equipo legal para ver cómo podría ayudarla.

Tras meses de trabajo, desde noviembre del año pasado, por fin se obtuvieron buenas noticias: el presidente Trump indultó a Alice Johnson.

“Mejor noticia de todos los tiempos”, escribió.

Además, la estrella de televisión compartió en su cuenta de Twitter que había tenido una conversación por teléfono con Alice Marie, para darle las buenas noticias.

“El llamado de teléfono que recién tuve con Alice será para siempre uno de mis mejores recuerdos. Decirle la buena noticia y escuchar sus gritos mientras llorábamos juntas es algo que jamás olvidaré”, escribió.

Ojalá la acción de Kim marque un precedente para que más celebridades se unan a trabajar en causas sociales y que aprovechen su fama para corregir este tipo de graves deficiencias en el sistema.

Puede interesarte