Por Andrea Araya Moya
12 abril, 2017

“No puedo”.

Las cosas para Kanye West y Kim Kardashian no han estado para nada bien en este último tiempo. Desde que robaron las joyas de Kim, la pareja ha pasado por diferentes problemas y tristezas que los ha mantenido con el alma en un hilo. Y, sumado a la pérdida del pequeño sobrino de Kanye, todo pareciera verse negro para Kim y su esposo. Tanto, que West sufrió una crisis nerviosa por la que tuvo que ser hospitalizado y que mantuvo realmente preocupada a Kim.

En el último programa del reality de las Kardashians, Kim recibió una inesperada llamada que la dejó llorando desconsoladamente. Cuando tomó el teléfono y preguntó qué pasaba, la voz de un amigo de Kanye le informaba que el rapero había tenido que ser hospitalizado debido a una crisis nerviosa. De inmediato, Kim comenzó a llorar.

E!

Ante esto, la hermana de Kim, Kourtney, y Kris, su madre, la miraban impactadas al no saber qué sucedía y por qué Kim lloraba.

E!

Antes de finalizar la llamada, Kim lanzó un angustiante “no puedo” y quienes la acompañaban no entendían nada. De hecho, en un momento Kim le dijo a su madre que no tenía ganas de maquillarse ni vestirse para ir a un evento en el que estaría Katy Perry y algunos amigos.

Finalmente fue y la misma cantante la abrazó y le dijo que cada experiencia es una lección y la consoló.

Te puede interesar