Por Luis Aranguren
11 abril, 2019

Motivada tras ayudar a Alice Marie Johnson el año pasado a obtener su indulto, Kim decide prepararse para hacer palpable su papel dentro de los juzgados.

La socialité de 38 años, Kim Kardashian West, reveló durante una entrevista en Vogue que planea presentar su examen de derecho en el 2022.

Kim aseguró que la inspiración a ser abogada la obtuvo tras su participación en el trabajo para otorgarle la clemencia a Marie Johnson el año pasado, por lo que realmente está motivada al éxito y a cumplir su meta.

Instagram/ Kim Kardashian

A Kim no le gusta hacer las cosas de forma tradicional (lo hemos notado en muchas ocasiones) por lo que el verano pasado inició un trabajo como aprendiz en un importante bufete de San Francisco con la finalidad de prepararse para el examen, y por si fuera poco también se prepara durante 18 horas semanales con dos abogados en ejercicio.

Es obvio que la más famosa de las Kardashian no asistirá a una universidad común, ni compartirá habitación con algún compañero de campus yendo a una escuela de leyes, por lo que perseguirá su sueño por un camino alternativo.

Vogue

Para esto deberá tener 18 horas de estudio supervisadas semanales durante un año, en las que cuenta con los famosos abogados y mentores Jessica Jackson y Erin Haney para completarlas, lo que le facilita en cuanto a la disminución de viajes a San Francisco.

Durante el verano de este año Kim tomará la prueba “baby bar” que no es más que un examen que le permitirá poder continuar con sus estudios en abogacía durante tres años más.

Vogue

La empresaria dijo durante la entrevista que los conceptos le han sido muy fácil y que lo más molesto de su primer año de derecho han sido los “agravios” pues es una ley aburrida. En lo demás va excelente, pues en su último examen obtuvo 100 puntos.

Su decisión de estudiar derecho no fue fácil, y es que tras su ayuda a Marie Johnson, su reunión con el presidente Trump para la reforma de la prisión y el haber trabajado siempre junto a un equipo de abogados, fue el impulso que la llevó a prepararse cada vez más para poder ayudar mejor a quienes lo necesiten.

Vogue

Aunque no la veamos en los juzgados, ni vistiendo la clásica ropa que usan los abogados, es interesante ver cómo esta mujer que lo “tiene todo” decide tomar lo único que le falta, una carrera universitaria, porque sabe que ninguna herramienta está de más.

 

Puede interesarte